Funcionario destituido por Calderón autorizó obra en zona protegida de Tulum

viernes, 4 de julio de 2014
CANCÚN, Q. Roo., (apro).- La autorización para construir una “megapalapa” en el Parque Nacional de Tulum, cuyas obras fueron suspendidas ayer, fue ordenada en 2006 por el entonces delegado estatal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y actual titular de la Secretaría Estatal del Medio Ambiente (SEMA), Carlos Rafael Muñoz Berzunza. De acuerdo con documentos en poder de Apro, el 9 de agosto de ese año, Muñoz Bezunza autorizó al ciudadano Daniel Reyes Basso la edificación de la “megapalapa” sin que contar con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA). En 2007, el funcionario fue destituido de la delegación estatal de la Semarnat por el entonces presidente Felipe Calderón por permitir la tala de manglares. Tras su salida fue arropado por el gobernador Roberto Borge Angulo. “La construcción y operación de una vivienda unifamiliar con pretendida ubicación en el Km. 2.0 de la carretera Tulum-Punta Allen, municipio de Solidaridad, Quintana Roo, no requieren ser sometidas al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental”, se lee en el resolutivo segundo del dictamen (con número de oficio 04/SGA/1070/06) signado por Muñoz Berzunza. En los considerandos se describe que la vivienda unifamiliar sería construida sobre una superficie de 600 metros cuadrados, en un espacio de 210 metros, con tres recamaras, tres baños, alberca y jacuzzi en la azotea. En el dictamen, Muñoz Berzunza señala que el promovente se encuentra dentro de la excepción que establecen la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) y el Reglamento en Materia de Impacto Ambiental (REIA) para no requerir la MIA, a pesar de que se trata de una obra en una zona costera y dentro de un ANP. El entonces delegado de la Semarnat refirió que la solicitud de Daniel Reyes Basso se encontraba en el supuesto del inciso Q del artículo 5 del REIA, que establece la prerrogativa de solicitud de la MIA a “la construcción de viviendas unifamiliares para las comunidades asentadas en los ecosistemas costeros”. Ayer, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró la obra, luego de que la semana pasada autoridades de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) presentaron sendas denuncias en esa dependencia y en la Procuraduría General de la República por la construcción de la "megapalapa". El director del Parque Nacional de Tulum, Wady Hadad López, destacó que de manera indebida el promovente pretendía hacer valer la autorización que en 2006 le dio Muñoz Berzunza en su calidad de delegado de la Semarnat. “Lo importante es que la obra se paró y nos permite hacer la evaluación del daño ambiental”, dijo.

Comentarios