Afectados por incendio en pozo bloquean oficinas de Pemex en Tabasco

lunes, 7 de julio de 2014
VILLLAHERMOSA, Tab. (apro).- Cerca de mil 500 afectados por Petróleos Mexicanos bloquearon hoy de manera indefinida las oficinas de Pemex Exploración Producción (PEP) y el Centro Administrativo de la paraestatal en esta capital. Los inconformes, ejidatarios, pequeños propietarios y pescadores, principalmente, exigen pagos por daños provocados por el pozo petrolero Terra 123, ocurrido en octubre del año pasado en el municipio de Nacajuca. En la protesta participan campesinos del municipio de Jalpa de Méndez, vecino de Nacajuca, también afectados por el siniestro del pozo que permaneció ardiendo tres meses, hasta que fue controlado en diciembre. Los manifestantes son encabezados por la diputada local perredista Verónica Pérez Rojas, presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas y Agrarios del Congreso local. Estos grupos, de más de 70 comunidades, mantienen bloqueados accesos a pozos petroleros de Nacajuca desde hace tres meses, entre ellos, el Navegante 1, el yacimiento más importante descubierto por Pemex en tierra en los últimos 10 años. Hoy extendieron su protesta a esta capital al bloquear desde la mañana las oficinas de PEP –localizadas en la llamada Pirámide de Pemex–, así como el Centro Administrativo donde, advirtieron, permanecerán hasta que la empresa instale una mesa para reanudar el diálogo y se atiendan sus demandas. El viernes 4, el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, informó aquí que los bloqueos a pozos petroleros en la entidad representan pérdidas a la paraestatal por 3 millones de dólares diarios, al dejarse de producir 30 mil barriles de crudo y 60 millones de pies cúbicos de gas. “Tres millones de dólares diarios que no están ingresando, tanto al balance de Pemex como tampoco se entregan a la nación para la creación de infraestructura social”, resaltó para enseguida pedir se deje trabajar “a la empresa de todos los mexicanos”. Asimismo, destacó el apoyo “histórico” que la paraestatal ha entregado al gobierno del estado en 2013 y lo que va de 2014 e, incluso, dejó entrever que Pemex podría retirar inversiones de Tabasco, como amenazó en febrero pasado el subdirector de PEP Región Sur, José Luis Fong, en caso de que no cesaran los bloqueos. “Nunca antes Pemex había contribuido con mayor número de recursos a Tabasco, tenemos otras oportunidades de inversión en otros estados y esperamos de forma pronta que estos bloqueos se resuelvan”, manifestó Lozoya Austin. La diputada Pérez Rojas replicó a Lozoya que con lo que Pemex pierde en un día de extracción, bastaría para resarcir los daños a las comunidades afectadas, sin embargo, prefieren seguir acumulando pérdidas. La legisladora recriminó a Lozoya que en su visita a Tabasco, para inaugurar una clínica, sin asistencia del gobernador Arturo Núñez, haya acudido a una gran fiesta de la sección 44 del sindicato petrolero, acompañado del dirigente nacional, Carlos Romero Deschamps, amenizada “con grupos musicales internacionales carísimos, mientras a los campesinos se les niega el pago por destrucción de cultivos y tierras”. También informó que en este movimiento participan 35 mil afectados por Pemex en toda la entidad y que, a partir de hoy, campesinos de los municipios de Cárdenas, Huimanguillo y Cunduacán se sumarán al bloqueo de pozos petroleros que existen en esas demarcaciones. “Estas acciones son permanentes, ya hubo consenso con las comunidades y no nos moveremos de aquí hasta que haya solución a las demandas de los afectados”, advirtió. Luego aclaró que una cosa son las obras sociales que ofrece Pemex y otra el pago de las afectaciones que se niega a reconocer. Se trata, argumentó la diputada, del patrimonio que con muchos años de esfuerzos lograron construir los afectados, como viviendas, ganado y agricultura, que la explosión del pozo Terra 123 “acabó totalmente y Pemex no quiere reparar los daños”. Además, recordó que la última reunión con el gobierno federal la sostuvieron hace casi un mes en la Secretaría de Gobernación, donde Pemex se comprometió supervisar la zona afectada, sin embargo, el encargado de Desarrollo Social de la paraestatal, Bernardo Bosch, “salió huyendo del recorrido al encontrar las evidencias tan graves en materia de salud”. De ahí no volvieron a tener otra reunión, por ello, la decisión de bloquear hoy la Pirámide de Pemex y el Centro Administrativo de la empresa. Por su lado, el dirigente de la Coparmex local, Héctor Dagdug Rangel, emplazó al gobierno federal y estatal a resolver el conflicto, debido a que el bloqueo de instalaciones de Pemex “inhibe las inversiones y da mala imagen a Tabasco”. “La riqueza que se produce en el estado respecto de la explotación del petróleo tiene que ser proporcional y mejor distribuida. No es posible una reforma energética si no hay una reforma de las condiciones de vida de los pobladores”, manifestó.

Comentarios