Bloquean campesinos pozos de Pemex en cuatro municipios de Tabasco

miércoles, 9 de julio de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Campesinos afectados por las actividades petroleras bloquearon alrededor de 800 pozos e instalaciones de Pemex en los municipios de Cárdenas, Huimanguillo, Centla y Cunduacán. La protesta se suma a la de pobladores inconformes de Nacajuca y Jalpa de Méndez, que desde el pasado lunes 7 tienen tomadas las oficinas de Pemex Exploración y Producción (PEP) y el Centro Administrativo de la paraestatal en esta capital. Salacaín Leyva Velázquez, líder de los campesinos de Cárdenas, Huimanguillo, Centla y Cunduacán, informó que desde ayer iniciaron el bloqueo de las instalaciones petroleras en esos municipios. “La gente está bien plantada y decidida a defender sus derechos. Son plantones por tiempo indefinido hasta que haya una mesa de soluciones”, subrayó. Precisó que entre las instalaciones tomadas está la petroquímica de Villa La Venta, además de baterías de separación y los campos petroleros Montes de Oro, Villa Benito Juárez, San Ramón y Mantillas. “Tenemos bloqueados más de 800 pozos desde ayer y no vamos a dar marcha atrás. Nosotros tenemos esta lucha desde hace tres años y Pemex sólo nos da mesa de diálogo. Hemos firmado minutas hasta con notarios públicos y no las respetan, se tiran culpas unos con otros, pero no hay ninguna solución”, manifestó. Leyva Velázquez detalló que en Huimanguillo hay 40 comunidades afectadas por las actividades petroleras, sobre todo por los quemadores a cielo abierto. Denunció que en muchas comunidades “hay muertes por cáncer y leucemia y han fallecido niños, ancianos y jóvenes”. Según el líder campesino, Tabasco tiene el primer lugar en contaminación y el primer lugar por muerte por cáncer, “pero Pemex dice que no hace daño. Esperemos que en su próxima visita el director de Pemex (Emilio Lozoya Austin) venga a evaluar los daños que le hacen a los campesinos, a la fauna, a los cuerpos de agua y ríos de Tabasco, donde la producción agrícola ha mermado en un 70%”, señaló. Y se quejó de que a las zonas del bloqueo ha llegado personal de Petróleos Mexicanos para tratar de solucionar el conflicto, pero sin capacidad de decisión. “Ahora no vamos a ceder hasta que haya una mesa de solución”, advirtió. Insistió: “Vamos a defender el derecho de nuestros hijos, no puede ser que Pemex nos esté matando lentamente. Si ya nos están dañando el derecho a la vida, nos vamos a defender porque, si no, dentro de unos años moriremos asfixiados por tanta contaminación”. Una comitiva de campesinos de los cuatro municipios se entrevistó con la diputada local perredista, Verónica Pérez Rojas, que encabeza a los inconformes de Nacajuca y Jalpa de Méndez, y le manifestaron su respaldo. Anunciaron que sólo negociaran en bloque con Pemex para buscar una solución definitiva a sus añejas demandas de pagos por daños y obras de beneficio social. Por su parte, la diputada lamentó que hasta hoy no se hayan acercado funcionarios de Pemex o del gobierno del estado para negociar y establecer una mesa de diálogo, a fin de solucionar el conflicto, y reiteró que no suspenderán el bloqueo a las oficinas de Pemex. “No nos vamos a mover, vamos a permanecer el tiempo que sea necesario, pero tiene que haber una solución”, advirtió. Frente a la llamada Pirámide de Pemex –donde se ubican las oficinas de PEP–, los inconformes sacrificaron un cerdo al que le pintaron  la leyenda “Pemex” y lo rodearon de pancartas con consignas de repudio hacia el alcalde perredista del municipio de Nacajuca, Pedro Landero. “Perro Landero vendiste al municipio, traidor, vendiste al pueblo”, decía una de las pancartas. Posteriormente destazaron al animal y los inconformes comieron carnitas.

Comentarios