Ahora en Guerrero vetan animales en circos y corridas de toros

viernes, 1 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Congreso de Guerrero dio luz verde a un nuevo reglamento que prohíbe el uso de animales, pero no sólo en circos, como se dictaminó en Distrito Federal, sino también como medio de transporte y en corridas de toros. Además, la nueva Ley de Bienestar Animal (LBA) contempla la aplicación de multas hasta por 25 mil pesos y cárcel por 36 horas contra quienes lesionen, torturen, mutilen o maltraten animales. La LBA, aprobada por diputados locales de las fracciones parlamentarias del PRD, PRI, PAN, PT, PMC, Panal y PVEM, suprime las peleas de perros y corridas de toros, novillos y becerros, así como en rejoneadas. El nuevo ordenamiento para proteger a los animales, propuesto por el diputado local Alejandro Carabias Icaza, del PVEM, prohíbe terminantemente los espectáculos con animales en circos fijos o itinerantes, o bien explotarlos como medio de transporte o para remolcar vehículos en vialidades pavimentadas en zonas urbanas, con excepción de los que son utilizados para fines de seguridad. La ley –dictaminada por la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable del Congreso local– prohíbe igualmente la venta de animales en puestos fijos, semifijos o vehículos estacionados en la vía pública, y que sean adquiridos en adopción por menores de 18 años de edad, si no van acompañados por un adulto o quien ejerza la patria potestad. Y también prevé la creación de un registro estatal y municipal de personas físicas o morales que se dedican a la protección, crianza, reproducción, comercialización, vigilancia, entrenamiento, exhibición o cualquier otra actividad relacionada con animales para evitar que se destinen para el consumo humano. De igual manera, incluye la conformación de un Consejo Consultivo Ciudadano para la atención y bienestar de los animales, como un órgano de consulta, coordinación institucional de participación y colaboración ciudadana, que fije líneas de acción que eviten la crueldad y maltrato, y que propicie la salud que garantice el trato digno y respetuoso de los animales. La ley aprobada en Guerrero para proteger a los animales fue más allá de la que se dictaminó en la capital mexicana el pasado 9 de junio. Casi por unanimidad, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal prohibió ese día el empleo de animales en circos en la Ciudad de México, luego de aprobar una ley en la materia que entrará en vigor en un plazo de 12 meses, después de que sea publicada en la Gaceta Oficial del DF. En total, 41 asambleístas votaron a favor de la propuesta del diputado Jesús Sesma, del Partido Verde Ecologista de México, mientras que otros 11 diputados se abstuvieron, y ningún legislador votó en contra del proyecto. Los dueños de los circos podrán ser multados en el DF hasta con 780 mil pesos en caso de incumplir la ley. Esta ley “no dejará sin sustento a las familias que viven de este tipo de entretenimiento”, sino que invita a “innovar y privilegiar el talento humano de magos, trapecistas, contorsionistas, acróbatas, entre otros”, argumentó Sesma durante el proceso de aprobación de su dictamen en comisiones. Por su parte, el asambleísta Óscar Moguel dijo que dicho dictamen “plantea que los animales silvestres, marinos y domésticos no participen en los espectáculos de los circos, en razón de que muchas veces son humillados y lastimados” durante los espectáculos de los circos. Sin embargo, los legisladores dejaron aparte la utilización de animales en otros espectáculos públicos como delfinarios, charrerías, corridas de toros o presentaciones teatrales, “pues se considera que la principal problemática con respecto al maltrato animal se da en los circos”, según la ALDF. Otra entidad del país que prohibió este año la presentación de animales en circos fue Querétaro, además de que prevé sanciones contra las personas que priven de aire, luz, alimento y espacio adecuado a los animales empleados en espectáculos.

Comentarios