Alertan sobre riesgo de explosión en pozo petrolero de Tabasco

lunes, 11 de agosto de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El pozo Navegante 4 se encuentra en “alto riesgo” de explosión: desde hace cuatro meses no recibe mantenimiento a causa de los bloqueos de inconformes que exigen a Petróleos Mexicanos (Pemex) el pago de indemnizaciones por daños ocasionados a sus tierras por la paraestatal, alertó el secretario de Gobierno, César Raúl Ojeda Zubieta. El Navegante 4 se encuentra ubicado en el municipio de Nacajuca, donde en octubre de 2013 explotó el pozo Terra 123, lo que derivó en bloqueos de instalaciones petroleras por parte de campesinos e indígenas chontales afectados. El bloqueo incluyó la llamada Pirámide de Pemex en esta capital, donde encuentran las oficinas de Pemex Exploración Producción (PEP) de la Región Sur, cerradas desde hace más de un mes por pobladores de Nacajuca y de Jalapa de Méndez. Ojeda Zubieta informó que el pasado 6 de agosto, personal de Pemex pretendió hacer una valoración técnica del pozo Navegante 4 e informar a la población aledaña del riesgo que corren si no se le da mantenimiento, sin embargo, no permitieron el acceso hasta que se les paguen los daños reclamados. Con base en una ficha técnica de Pemex, explicó que las condiciones del Navegante 4 se han venido deteriorando porque desde hace cuatro meses no se he ha hecho revisión, lo que ha provocado que la presión acumulada haya crecido, con el “riesgo inminente de producirse un evento no deseado que pudiera afectar a la población aledaña y al medio ambiente”. “Entre los gases que genera la presión acumulada, existe H2S, que es el sulfhídrico, que es altamente tóxico como se desprende del informe técnico”, advirtió. Y alertó que en caso de presentarse una falla o robo de herramientas o conexiones del pozo que mantienen la presión, puede generarse “una explosión inminente” y daños catastróficos, “incluso muertes de seres humanos y animales por inhalación de H2S”, a partir de la  fuga y acumulación de gas en la atmósfera. El funcionario informó que, de acuerdo con reportes de Pemex, el pozo “ya ha sido vandalizado” por robo de cables y tuberías, lo cual pone todavía “en mayor riesgo esta zona”. “La condición actual del pozo Navegante 4 es extremadamente crítica y si no se procede a realizar un control del pozo lo más pronto posible se podría generar un evento no deseado, con graves consecuencias y daños para las comunidades cercanas, el medio ambiente y las instalaciones”, reiteró. Los trabajos para restablecer las condiciones seguras del pozo, dijo, se llevarían alrededor de 45 días; además, hizo un llamado a la diputada local perredista, Verónica Pérez Rojas,  lideresa de los bloqueos contra Pemex de que, por legítimo que sea su movimiento, “no puede poner en riesgo vidas humanas”. En caso de una explosión, admitió Raúl Ojeda, “todos seríamos responsables”, e insistió la vía del diálogo para solucionar las inconformidades contra Pemex. Finalmente, adelantó que el gobierno federal y estatal utilizarán “los recursos que la propia ley nos permite”, para entrar por la fuerza al Navegante 4 “y hacer lo que tengamos que hacer para salvaguardar las vidas humanas”. En noviembre de 2012, días antes de dejar la presidencia de la República, Felipe Calderón anunció el hallazgo del pozo petrolero Navegante en Tabasco, con capacidad de producción estimada de 50 a 500 millones de barriles. “El más importante yacimiento en tierra firme que se haya detectado en los últimos 10 años”, destacó Calderón y detalló que el pozo se ubica a 20 kilómetros de Villahermosa, con una extensión de 87 kilómetros cuadrados y a una profundidad de seis kilómetros.  

Comentarios