Repudian en Colima irregularidades con programa de Sagarpa

martes, 12 de agosto de 2014
COLIMA, Col. (apro).- Ante las denuncias de campesinos sobre una mala aplicación de los recursos del Programa de Incentivos a Productores de Maíz y Frijol (Pimaf), el Congreso estatal exhortó hoy a la Sagarpa a apegarse a los lineamientos previstos en esa materia. En un punto de acuerdo propuesto por la diputada panista Gretel Culin Jaime, la legislatura local solicitó a la dependencia abstenerse de realizar “asignaciones arbitrarias” de insumos a los beneficiarios de ese programa y que se garantice a todos los campesinos colimenses el derecho de elegir libremente a su proveedor. Según el documento, aprobado por unanimidad, a través del Pimaf se entregaba en años pasados una cantidad en efectivo para que los campesinos compraran los insumos necesarios para su cosecha, pero en las Reglas de Operación 2014 se previó la asignación de paquetes tecnológicos. Sin embargo, “los campesinos beneficiados aseguran que los paquetes tecnológicos que la Sagarpa ha estado entregando no representan, según costos de mercado, ni la mitad del presupuesto que se había previsto como apoyo”. Además, acusaron, “los productos no son los adecuados para sus cosechas, y que todos ellos fueron adquiridos con un mismo distribuidor a escala nacional, sin opción a elegirlo”. El pronunciamiento realizado por el Congreso advirtió que “las reglas para 2014 son claras, al decir que los beneficiarios recibirán el equivalente del monto destinado como apoyo en insumos estratégicos, y también al otorgarles el derecho a elegir libremente el proveedor que más les convenga, ya que son ellos quienes mejor conocen el suelo, clima y condiciones geográficas que determinan la productividad de sus tierras”. La semana anterior, productores de la comunidad de Puerta de Ánzar denunciaron ante la prensa local anomalías en la aplicación del Pimaf, pues mientras el programa establecía un apoyo individual de 6 mil 600 pesos por productor, sólo se les entregó un paquete de insumos con un valor de 2 mil pesos. En respuesta, el delegado de la Sagarpa, Carlos Salazar Preciado, aseguró que la operación del Pimaf se realiza de manera transparente y solicitó a los productores demostrar con pruebas si hubo algún engaño al momento de hacerlos firmar los trámites que ellos señalan. No obstante, se comprometió a que en caso de identificar alguna irregularidad, se destituirá a cualquier funcionario que resulte responsable, aunque dijo tener confianza de en que no se engañó a los productores. El funcionario federal aseveró en un comunicado que esa delegación sólo se encarga de hacer las gestiones de los recursos que los productores demandan, aunque no se efectúa ninguna negociación con proveedores de Colima ni otras entidades, debido a que no se manejan recursos económicos. “Nosotros sólo hacemos la entrega de los incentivos informando a la Sagarpa y a la Secretaría de Hacienda, ya que como operadores de programas federales los incentivos vienen etiquetados desde oficinas centrales”, justificó.  

Comentarios