Exige Morena la liberación de militantes detenidos en Chiapas

jueves, 21 de agosto de 2014
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (apro).- La dirigencia nacional del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) exigió la liberación de cuatro de sus militantes detenidos la noche de ayer en el municipio de Ixtapa, a 47 kilómetros de esta capital, acusados de ataques generales a las vías de comunicación. En un comunicado precisó que "a pesar de los acuerdos a los que se llegó con las instancias de gobierno para solucionar la demanda de los campesinos de Ixtapa, las personas que participaron en las manifestaciones (de junio pasado) estaban siendo hostigadas y amenazadas". El arresto del dirigente estatal de Morena, Nemesio Raúl Hernández Rodríguez, y los campesinos Ricardo Pérez Pérez, Carmen Hernández Hernández y Adelfo Sánchez, agregó, "es un acto de intimidación y hostigamiento" de parte de las autoridades por las protestas. Los cuatro miembros de Morena fueron recluidos esta madrugada en el penal El Amate, en el municipio de Cintalapa, luego de que la noche de ayer elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) cumplimentaron una orden de detención emitida por el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales del estado de Chiapas. La captura derivó de una denuncia interpuesta ante la Procuraduría General de la República (PGR) por los bloqueos carreteros que se realizaron del 10 al 12 de junio pasado, en varios tramos carreteros, para exigir recursos del Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (Copladem) y de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). En la averiguación previa se explica que los detenidos encabezaron los bloqueos en el kilómetro 255, de la vía Tuxtla Gutiérrez-Pichucalco; otro a la altura de la localidad Cañitas; un tercero en el crucero a Ixtapa; uno más en el tramo Ixtapa-Los Llanos, a la altura del desvío a Cacaté, y en el tramo Los Llanos, a la altura de Telestaquín. Durante las movilizaciones del 10 al 12 de junio, un millar de campesinos exigieron recursos del Copladem y de la Sedesol, para que les entregaran fertilizante por 38 millones de pesos. A los detenidos –integrantes del Frente de Organizaciones Sociales Independientes de Chiapas (Fosich) y de la Coordinadora de Organizaciones Campesinas y Populares (COCyP)– se les acusa además de cortar el suministro de energía eléctrica, agua potable y comercios en la cabecera municipal de Ixtapa. No obstante, familiares de los detenidos aseguraron que al momento de la captura los agentes federales no presentaron órdenes de arresto, "por lo que desconocemos de los delitos que se les acusa".

Comentarios