Personal de aduanas impide a obispo de Tabasco celebrar misa en la frontera sur

martes, 26 de agosto de 2014
VILLAHERMOSA, Tab., (apro).- Personal de Aduanas y del Instituto Nacional de Migración (INM) impidió que el obispo de Tabasco, Gerardo de Jesús Rivera, y sacerdotes de la región, oficiaran una misa en la Frontera Sur, para conmemorar el cuarto aniversario de la masacre en San Fernando, Tamaulipas, por lo que cruzaron a Guatemala para celebrar el acto religioso. Los hechos ocurrieron el pasado lunes en el poblado fronterizo de El Ceibo, cuando el obispo y una decena de religiosos, entre ellos el fraile Fray Tomás González, director de la casa del migrante “La 72” de Tenosique, Tabasco, pretendían oficiar la misa sobre la banqueta de entrada a Guatemala. Personal de Aduanas y del INM no permitieron que se desarrollara el acto litúrgico porque supuestamente los participantes obstruían el tráfico de vehículos y “cerraban” el recinto fiscal. Los religiosos negaron que estuvieran entorpeciendo las actividades del paso fronterizo y de la aduana, pero ante la enérgica reacción de los uniformados y la amenaza de “aplicar la ley”, solicitaron permiso del lado de Guatemala y realizaron ahí la misa en memoria de los migrantes centroamericanos asesinados en San Fernando en agosto de 2010. El obispo Gerardo de Jesús celebró que con la ceremonia se realizara un primer acercamiento entre las diócesis y religiosos de Tabasco, Quintana Roo y El Petén, Guatemala. Posteriormente, el prelado bendijo la casa del migrante “La 72”, acompañado de Fray Tomás González y cientos de indocumentados. Hace una semana el Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM) acusó al coordinador para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur, Humberto Mayans Canabal, de endurecer la política migratoria y desatar “el terror” contra los centroamericanos indocumentados, principalmente en Tenosique y Arriaga, Chiapas. “Llegó Humberto Mayans y se disparó la violencia oficial contra migrantes”, denunció el vocero del MMM, Rubén Figueroa. Según sus palabras, desde que el exsecretario de Gobierno de Andrés Granier Melo y senador priista con licencia llegó a este nuevo cargo de la Secretaría de Gobernación, agentes del INM y de la Policía Federal realizan operativos para que los migrantes no suban al tren carguero conocido como “La Bestia”, lo que los obliga a buscar caminos más peligrosos en su afán de llegar a Estados Unidos. Fray Tomás también denunció que los agentes federales insultan y persiguen a los indocumentados para que no suban al ferrocarril, y los que logran hacerlo son bajados violentamente.

Comentarios