Separan de su cargo a director que ordenó rapar a 200 alumnos de secundaria

martes, 26 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- La Secretaría de Educación Pública de Jalisco separó de su cargo al director de la Secundaria Técnica 122 del municipio de Tonalá, Teodoro Gómez, por ordenar que raparan a 200 alumnos sin el consentimiento de sus padres. Francisco Ayón López, titular de la dependencia, confirmó la medida es en respuesta a una sugerencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) y mientras se desahoga la investigación que lleva a cabo la Contraloría estatal. Sin la anuencia de los padres, el pasado jueves 21, Teodoro Gómez ordenó rapar a 200 alumnos con el argumento de que “estaban descuidados y parecían cholos”. Ante ese hecho, la madre de un estudiante presentó una queja ante la CEDHJ, que abrió una investigación. Los menores fueron sacados de clases ese día para realizarles un corte de pelo tipo militar, por el que además le cobraron 10 pesos a cada uno. “El director dijo que por la zona (la escuela se localiza en la delegación Coyula, en Tonalá, el municipio más pobre de la zona metropolitana de Guadalajara) parecían cholos, que estaban descuidados”, dijo el director de quejas de la CEDHJ, Luis Arturo Jiménez. El organismo emitió medidas cautelares al director de la secundaria, la principal de ellas: que dejara de cortar el cabello a los alumnos. Según el organismo, la dirección del plantel –con unos mil 300 alumnos– tenía programado rapar a otros 200 menores el viernes 22. Medios locales destacaron que Teodoro Gómez había contratado a dos de sus familiares para hacer esa tarea. La CEDHJ emitió las medidas cautelares después de recibir la queja de la madre de un joven afectado. La mujer manifestó ante representantes del organismo que no se le pidió permiso para cortarle el cabello a su hijo. El organismo abrió la queja 8962, turnada a la cuarta visitaduría, que investigará si el director de la citada secundaria incurrió en actos que pudieran considerarse “denigrantes u ofensivos” tanto para el alumno cuya madre se quejó ante la CEDHJ como para el resto de los estudiantes del plantel. “Tendremos que buscar una revisión del tema con la comunidad escolar, para ver si es factible la reinserción del mismo en la comunidad, o buscar una reubicación, y quizá una amonestación, dependiendo de lo que genere la investigación, o una separación temporal”, puntualizó el funcionario estatal. Ayón López aseguró que se trata de un tema meramente administrativa, por lo que no se prevé una destitución definitiva del director. Como parte de la investigación interna, el secretario de Educación acudirá a la escuela esta misma semana para dialogar con los padres de familia y alumnos. Y destacó que si bien el director no actuó de la mejor manera, ha trabajado por la secundaria y no tiene ningún antecedente negativo.

Comentarios