En suspenso, situación legal de psiquiatras acusados de homicidio

miércoles, 27 de agosto de 2014
CAMPECHE, Camp. (apro).- La situación jurídica de los psiquiatras Enrique Lara González y Pablo Santos García, imputados por el asesinato de su colega Felipe Triay Peniche, continúa en suspenso. La audiencia de vinculación a proceso de los coacusados sufrió un receso de siete horas –de las 11:00 a las 18:00 horas--y hasta el cierre de esta edición, no había noticias de la decisión del juez. La comparecencia dio inicio a las nueve de la mañana, conforme a lo programado, pero dos horas después el juez Segundo de Control del primer departamento judicial del estado, Luis Edwin Mugarte Guerrero, concedió un receso de siete horas para que el nuevo equipo de defensores pudiera obtener una copia del expediente y empaparse del caso. La audiencia se reanudó en punto de las seis de la tarde y se preveía que concluyera hasta las primeras horas de este jueves 28. En tanto, a las puertas del Centro de Justicia Oral, donde se desarrolla la audiencia, la esposa de Lara González, acompañada de un pequeño grupo de familiares y amigos, se manifestó nuevamente para exigir la liberación del acusado. Lara González, presidente del Colegio de Psiquiatras de Yucatán, y Pablo Santos García, responsable del área de Psiquiatría de la clínica T1 del IMSS, son imputados por la Fiscalía General del Estado (FGEY) como autores intelectual y material, respectivamente, del homicidio de Triay Peniche. De acuerdo con la Fiscalía, el también psiquiatra fue asesinado y desmembrado el pasado 16 de agosto en el departamento de Santos García, en la colonia García Ginerés de esta capital. Después de cinco días de conservarlo en hielo en el lugar del crimen, el cuerpo mutilado fue abandonado junto con su camioneta en el estacionamiento de un supermercado en la colonia Ciudad Caucel. El móvil, argumenta la parte acusadora, fue un cargo laboral que en breve recibiría el occiso y que uno de los imputados ambicionaba.

Comentarios