Autodefensas de Guerrero emprenden caravana al DF para exigir seguridad

domingo, 3 de agosto de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Miembros de la autodefensa de la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG) emprendieron una marcha-caravana hacia la capital del país para demandar seguridad, desarrollo y paz en Guerrero. El dirigente de la UPOEG, Bruno Placido Valerio, señaló que la delincuencia que tiene asfixiada la entidad ha sido generada por los políticos que ocupan cargos públicos en los tres niveles. “La inseguridad es un problema para los ciudadanos y un negocio para las autoridades que prefieren que la sociedad siga dividida, confrontada y aterrorizada en medio de un contexto de pobreza, falta de empleo y desarrollo”, indicó Plácido Valerio. En un acto realizado esta mañana en la explanada del Congreso de Guerrero, al sur de esta capital, el líder del grupo de autodefensa surgido el año pasado en la región de Costa Chica y que se ha extendido hacia Acapulco y Chilpancingo, demandó la liberación de presos políticos como José Manuel Mireles y Nestora Salgado. También exigió al gobierno de Enrique Peña Nieto, el cumplimiento de la creación de la comisión de armonía en la entidad para establecer un diálogo con los miembros de las guardias comunitarias que operan en casi la mitad del territorio guerrerense. Ello debido a que los ciudadanos que decidieron tomar las armas, lo hicieron para llenar “el vacío de autoridad” que existe en Guerrero y para defender su vida y patrimonio ante la impunidad con la que actúan los criminales, señaló. No obstante, dijo que las autoridades se han dedicado a perseguir y encarcelar a los ciudadanos que se organizaron para defenderse y a los delincuentes “los han protegido”, reprochó. Plácido Valerio también criticó la política del gobierno federal para combatir el hambre y el programa de reconstrucción tras las torrenciales lluvias de septiembre pasado. Al respecto, dijo que hay inversión en la entidad pero la derrama económica no se aplica para reactivar la economía y fomentar el desarrollo de las regiones, porque el gobierno federal otorga los contratos de construcción y de abastecimiento a empresas foráneas. La caravana pretende llegar mañana a la Ciudad de México para buscar un diálogo con integrantes del Congreso de la Unión y lograr un puente comunicación con el gobierno de Peña Nieto, que decidió suspender negociaciones con la UPOEG desde el año pasado tras la retención de dos días de soldados en el poblado de El Pericón, municipio de Tecoanapa, ubicado en la región de Costa Chica. A la movilización, se sumaron empresarios, comerciantes y ciudadanos de diferentes puntos de la entidad que a bordo de una treintena de automóviles y un autobús, salieron de esta ciudad rumbo al Distrito Federal.

Comentarios