Maestros de la CNTE instalan plantón indefinido en Morelia

martes, 5 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de una jornada de más de ocho horas de movilizaciones y protestas en Michoacán, normalistas y agremiados de la Sección 18 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) instalaron un plantón indefinido frente al palacio de gobierno de Morelia. Los manifestantes identificados como “democráticos”, exigieron la liberación de cinco estudiantes de la Escuela Normal Superior detenidos ayer por la noche bajo la acusación de motín y portación de armas blancas; la entrega de 998 plazas automáticas en las ocho escuelas normales oficiales del estado y el pago de sueldos atrasados. Las protestas comenzaron alrededor de las diez de la mañana desde distintos puntos de la ciudad y provocaron caos vial en la zona centro de la capital michoacana. Al llegar a la sede de la Secretaría de Educación, pintaron consignas en las paredes exigiendo la salida de Ana Gabriela Díaz Mayes, secretaria Técnica de la dependencia, y de Felipe Rivera Gutiérrez, director de Administración de Personal, a quienes acusan de incompetentes. En las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado, los maestros exigieron la liberación de cinco estudiantes de la Escuela Normal Superior, recluidos en el penal de Mil Cumbres, luego de que el lunes por la noche fueron detenidos por policías estatales. La aprehensión se dio cuando los uniformados detuvieron la camioneta en la que viajaban y al revisarla, encontraron dos machetes que según los estudiantes utilizaban para su trabajo. Los policías los acusaron de asociación delictuosa, según la versión de Eugenio Rodríguez Cornejo, secretario técnico A, y Eligio Valdez, secretario técnico B. Ambos atribuyeron al gobierno estatal estas acciones con tintes políticos y criminalizando la protesta hacía el rechazo a la Reforma Educativa promovida por el gobierno federal. La siguiente parada en la megamanifestación fue en la Casa de Gobierno y las oficinas Secretaría de Finanzas y Administración. En ésta última, los maestros de la CNTE permanecieron alrededor de cuatro horas hasta que les ofrecieron realizar una mesa de negociación con la Secretaría de Gobierno para encontrar solución a sus demandas. Ahí explicaron que existe un rezago de 6 mil 900 trabajadores a quienes el gobierno estatal les debe el último periodo, suma que asciende a 290 millones de pesos. En esa cantidad se incluye pago a terceros, empresariales y demandas del Poder Ejecutivo que corresponde a dinero de pensiones. Al final, los manifestantes instalaron una mesa de negociación con la Secretaría de Gobierno, pero como no encontraron solución a sus demandas, decidieron instalarse en plantón indefinido frente al Palacio de Gobierno, en el primer cuadro de la ciudad. Se prevé que el próximo viernes los estudiantes y agremiados del ala magisterial disidente bloqueen de nueva cuenta las casetas sobre la Autopista Siglo 21 y Occidente y el próximo 13 de agosto emprendan otra movilización masiva en diversos puntos de Morelia.  

Comentarios