Exige la CEU eliminar cuotas de ingreso a la Universidad de Colima

miércoles, 6 de agosto de 2014
COLIMA, Col., 6 de agosto (apro).- La Coordinadora Estudiantil Universitaria (CEU), integrada por alumnos de bachilleratos y facultades, se sumó hoy a las expresiones de inconformidad en contra del aumento en las cuotas de ingreso a las escuelas de la Universidad de Colima. En conferencia de prensa, Amira Lara, Karla Assadeih, Santiago López y Karla Campos, representantes de la organización, se pronunciaron a favor de que se elimine el cobro en las inscripciones, servicios estudiantiles y laboratorio, que al incrementarse cada año han colocado a la institución académica como una de las universidades públicas más caras del país. Denunciaron que en muchos casos los estudiantes se ven obligados a trabajar para pagar sus estudios porque sus familias no pueden cubrir los costos de ingreso a la universidad, ya que por cada semestre de bachillerato cobra actualmente de 900 a mil 400 pesos, mientras que para licenciatura las cuotas van de mil 800 a 3 mil 700 pesos. Por su parte, el abogado Agustín Díaz Torrejón ofreció –en coordinación con el Movimiento Regeneración Nacional (Morena)– la tramitación gratuita de juicios de amparo contra las “cuotas excesivas” que impuso la institución. A través de su espacio de Facebook, informó que a partir de mañana instalará un módulo en el Jardín Libertad para atender a los estudiantes inconformes. “Te recuerdo que la educación que imparte el Estado es pública y por lo tanto, de acuerdo con el artículo 3 constitucional, debe ser gratuita y obligatoria hasta el nivel medio superior (bachillerato)”, en tanto que “para el nivel de licenciatura o posgrado las cuotas no deben ser excesivas y la Universidad de Colima impuso cantidades fuera de norma legal, lo que se traduce en un actuar arbitrario y que un juez federal no lo permitirá”, expuso Díaz Torrejón. A su vez, el dirigente estatal del Movimiento Ciudadano, Hugo Alexander Gómez, anunció el pasado lunes 4 que, con el apoyo de su partido, más de 250 estudiantes de bachillerato y licenciatura promoverán juicios de amparo para no pagar cuotas de inscripción ni de laboratorios en la universidad. Además, se quejó de una mala administración de los recursos en la institución educativa, pues tan sólo ocho exfuncionarios, dijo, cobran jubilaciones por un monto global de aproximadamente un millón de pesos al mes. De acuerdo con el presupuesto anual de la Universidad, que asciende a un total de mil 580 millones de pesos al año, 79 millones corresponden a ingresos propios (alrededor de 5%). Desde junio pasado el diputado perredista Rafael Mendoza Godínez se pronunció en contra de las cuotas de la Universidad de Colima, e informó que había solicitado una audiencia con el rector, José Eduardo Hernández Nava, para abordar el asunto, pero que no había sido recibido. Por separado Hernández Nava aseguró este martes que el cobro de cuotas de inscripción y otros conceptos es legal porque así lo establece la Ley Orgánica de la institución, y ésta tiene la capacidad de administrar y definir sus propias acciones. Sobre los juicios de amparo anunciados contra esa medida, señaló que respetará lo que determinen las autoridades judiciales en ese sentido. Antes, Hernández Nava había argumentado que los estudiantes con problemas económicos para cubrir los aranceles podrían acercarse a la institución a tramitar becas disponibles con ese propósito. Y adujo que los ingresos por cuotas de ingreso se ven reflejados en beneficios para la formación de los alumnos, como las 13 bibliotecas, los centros de Aprendizaje Multimedia y de Lengua, talleres y laboratorios, instalaciones deportivas, eventos culturales, internet inalámbrico y centros de cómputo, orientación educativa y vocacional, etcétera. El rector precisó que 37.3% de los alumnos universitarios están becados, y esa cifra puede aumentar porque hay alrededor de 500 becas que no se ejercieron porque los alumnos no se acercaron a tramitarlas.

Comentarios