Reos de Playa del Carmen exigen destituir a director de penal por corrupto

miércoles, 6 de agosto de 2014
CANCÚN, Q. Roo (apro).- Alrededor de 500 reos del Centro  de Reinserción Social (Cereso) de Playa del Carmen se amotinaron esta tarde para exigir la destitución del director del penal, el general retirado Ambrosio Quinto Adrián, a quien acusan de actos de corrupción. La protesta inició alrededor de las 2 de la tarde en el patio central del penal, localizado a unos ocho kilómetros de la mancha urbana. Los presos lanzaron piedras en todas direcciones y  quemaron colchones, lo que levantó una gran humareda que hizo que los bomberos lanzaran chorros de agua desde las torres de vigilancia. El secretario general del ayuntamiento, Juan Carlos Pereyra, confirmó que los reos se amotinaron para exigir el cese de Quinto Adrián, a quien acusan de controlar las tiendas que se encuentran  en el reclusorio y también de la venta de alcohol en las celdas. Señaló que luego de dialogar con los internos el motín quedó controlado, por lo que no hubo necesidad de que ingresaran los militares y elementos de las policías de Playa del Carmen, Cancún y Tulum que se encontraban afuera del Cereso. Más tarde el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, Juan Pedro Mercader Rodríguez, afirmó que la trifulca se originó por “el cambio de área de un grupo de reclusos”, pero que “la oportuna aplicación de los protocolos establecidos dentro del Mando Único Policial permitió recuperar la tranquilidad” en el interior de la cárcel. En un comunicado, el funcionario estatal confirmó que la humareda que se observó durante el conflicto fue consecuencia de la quema de colchonetas por parte de algunos internos y no por un incendio, como se especuló en un principio. El pasado 17 de junio, presos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de esta ciudad también se amotinaron para exigir la destitución del director del penal, Virgilio Morales Herrera, a quien igualmente acusaron de incurrir en actos de corrupción al cobrar por las visitas conyugales y por los servicios de luz y agua.  

Comentarios