"Ya no se repetirán ataques a Femsa", ofrece Ángel Aguirre

miércoles, 6 de agosto de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Ángel Aguirre ofreció a directivos de Femsa que ya no se van a repetir agresiones como la ocurrida hace dos días en la región de Tierra Caliente, donde un grupo armado interceptó e incendió cuatro unidades de Coca Cola por negarse a pagar cuota al narco. El mandatario reconoció que la empresa cerró desde la semana pasada la bodega instalada en el municipio de Arcelia ante la grave crisis de inseguridad, violencia y extorsión que ha colapsado la actividad económica de esta franja de la entidad. No obstante, matizó el anuncio al argumentar que el cierre de la planta “es provisional” y que no significa el retiro total de la empresa refresquera trasnacional. Entrevistado en el puerto de Acapulco, al término de un acto público, Aguirre Rivero informó que se comunicó con Genaro Borrego, a quien identificó como alto directivo de Femsa, con el fin de dialogar sobre este hecho violento en contra de Coca Cola y relacionado con el sometimiento del sector productivo al narco, a través del pago de extorsiones. Al respecto, el mandatario se limitó a decir que ofreció a Femsa que “va a cuidar de que no se den este tipo de hechos” y cortó abruptamente el tema. Aguirre también evadió el caso de la violencia que se vive en Chilapa, donde habitantes del poblado de Ayahualulco decidieron formar una autodefensa para confrontar al grupo delictivo de Los Rojos. En respuesta, Los Rojos acusaron, mediante un video, que esta guardia comunitaria es apoyada por el grupo antagónico de Los Ardillos, el cual es dirigido por los hermanos del presidente del Congreso de Guerrero, el diputado perredista Bernardo Ortega. Los Rojos también exigieron un “intercambio de rehenes” que mantienen retenidos ambos grupos criminales desde la guerra que desataron por la disputa de la plaza de Chilapa.

Comentarios