Piden a la CIDH emitir medidas cautelares para activistas presos en Puebla

viernes, 8 de agosto de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- La diputada Roxana Luna informó que legisladores de PRD y PT solicitaron la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para conseguir la liberación de Juan Carlos Flores Solís, Enedina Rosas y Abraham Cordero, quienes fueron encarcelados por oponerse al Gasoducto Morelos y al libramiento Arco Poniente. Ante las irregularidades que cometió el gobierno estatal al criminalizar a los tres activistas sociales, Roxana Luna explicó que han pedido que la CIDH decrete medidas cautelares de libertad con base en la Convención Americana de Derechos Humanos. Al cumplirse cuatro meses de la detención de los tres opositores al Gasoducto, lo que proponen los legisladores es que la Comisión Interamericana exija al Estado mexicano libere a los activistas, a quienes se les ha negado la libertad bajo caución, a pesar cumplir condiciones para ese derecho. El 6 de abril, sin mostrar orden de aprehensión, sin identificarse y apuntando armas de fuego, policías arrestaron a Evelina Rosas Vélez, una mujer de 60 años, comisariada de San Felipe Xonacayucan, municipio de Atlixco. El juzgado dictó a la mujer la formal prisión por los delitos de robo agravado (de dos celulares) y resistencia a obra pública, pese a que, cuando se opuso al inicio del gasoducto, esa obra no contaba aún con permiso de construcción. El 7 de abril, en circunstancias similares, fue detenido el vocero del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y de la Tierra de Puebla, Tlaxcala y Morelos, Juan Carlos Flores Solís, justo cuando salía de la Comisión de Derechos Humanos de Puebla, lo que ha puesto en duda si esa institución colaboró para su ubicación. A Flores Solís se le acusa de extorsión, motín, despojo y ataque a obra hidráulica por una manifestación ocurrida hace dos años en Santa María Cuexcomac, por lo que podría alcanzar 32 años de prisión. José Antonio Lara Duque, abogado del activista, señala que los cargos se basan sólo en acusaciones formuladas por funcionarios estatales, entre ellos José Ventura Rodríguez, director de Análisis Político de la Secretaría de Gobierno estatal. La defensa presentó videos, fotografías y testigos, entre ellos una reportera, para desmentir la participación de Flores Solís en esa protesta. Al tiempo que habitantes de Cuexcomac revelaron que el gobierno los tiene amenazados con ejecutar 10 órdenes de aprehensión de la misma averiguación en que aparece Flores Solís, tanto para impedir que atestigüen a favor del activista, como para que accedan a la venta de tierras para el gasoducto. El 8 de abril también fue capturado Abraham Cordero Calderón, dirigente del Frente Campesino del Valle de Texmelucan y Sierra Nevada, que además se opone al Libramiento Arco Poniente por afectar tierras de cultivo. Las acusaciones contra Cordero son privación de la libertad, amenazas e ilícitos contra funcionarios, y aunque alcanza derecho a fianza, el juzgado se negó el recurso tras catalogarlo como una “persona peligrosa” por movilizar a campesinos. Su abogado Raúl Rodríguez denunció haber sido amenazado. Flores Solís se encuentra preso en el penal de Cholula, mientras que Enedina y Abraham Cordero están recluidos en Atlixco.

Comentarios