Joven golpeada por su novio lo exonera: "Son cosas de pareja", dice

lunes, 1 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La universitaria que fue golpeada hace dos semanas por su novio, quien la dejó inconsciente en un parque de Ciudad Juárez, Chihuahua exculpó al agresor y dijo que el caso fue sobredimensionado por las redes sociales y la prensa. Laura Alejandra Guerra Reynoso dijo que sólo se trató de un simple pleito de pareja: “No sé cómo inventan tantas cosas los medios y las redes sociales. Son cosas de una pareja; lo único que pasó fue que Fernando estaba enojado y me golpeó”, afirmó la estudiante ante la Fiscalía de Mujeres en su declaración filtrada este domingo y publicada por el portal informativo lapolaka.com. La muchacha negó que su pareja, Fernando Vargas Molina, de 24 años, intentara matarla o que la hubiera arrojado de su vehículo. El pasado domingo 17, Vargas Molina y Laura Alejandra acudieron a un antro donde discutieron. Al salir, él la golpeó fuertemente y la abandonó en un parque de la colonia Álamos de San Lorenzo porque la dio por muerta. Agentes de la Policía Municipal pusieron al agresor a disposición del juez pero éste lo dejó en libertad el martes 19. El joven, quien también es estudiante universitario y practicante de box, fue liberado porque el Ministerio Público no pudo demostrar flagrancia. Al parecer tiene antecedentes de haber golpeado a otras mujeres, según información de la Fiscalía. Supuestamente el juez encontró una carpeta mal integrada, que no le permitía dejar en prisión al imputado, pero le ordenó no salir de la ciudad hasta que se realizara la audiencia de vinculación a proceso. La muchacha fue intervenida por una fractura en la nariz, además de presentar lesiones en las orejas, un labio abierto y hematomas en el cuerpo. Testigos afirman que presenciaron una discusión que la pareja tuvo en el bar la madrugada del domingo 17. La versión de la Policía Municipal es que cuando la estudiante fue golpeada y arrojada por Fernando Vargas desde un vehículo en marcha, fue auxiliada por vecinos de la zona. La joven tenía la blusa rota, estaba ensangrentada y la nariz fracturada. Un agente policiaco que se encontraba en día inhábil observó la escena y pidió apoyo a sus compañeros para seguir al agresor. La familia de Fernando lo entregó y fue consignado conforme a la ley, de acuerdo con la Dirección de Seguridad Pública Municipal. Sin embargo, con la declaración de la muchacha, un juez de Garantías liberó a Fernando, quien se encuentra fugitivo de la justicia para no ser reaprehendido. Laura Alejandra narró en su declaración ministerial que el día de los hechos se fue de paseo con su novio a los arenales, una zona desértica a las afueras de la ciudad, donde bebieron cerveza. Agrega que entre las seis y siete de la tarde regresaron a Juárez a un bar ubicado en el bulevar Tomás Fernández y luego a otro de nombre Jim-Jam, donde consumieron cocaína. En ese lugar, explica la estudiante, Fernando se molestó con ella porque un amigo se acercó a saludarla de manera muy “cariñosa”, lo que detonó la discusión y golpiza que le propinó Vargas Molina. La paliza dejó a Laura casi moribunda en un parque, donde el novio la tiró hasta que la localizaron y fue llevada a un hospital. Este caso incluso propició que el pasado domingo 24 se organizara en Juárez una marcha para exigir justicia para la joven, por considerarla una víctima de la violencia de género. El caso indignó a la ciudadanía, que abrió un grupo en Facebook para organizar la marcha. Al evento los participantes acudieron vestidos de blanco y con detalles morados, como símbolo de repudio a la violencia de género. (Con información de Patricia Mayorga)

Comentarios