#LadyChiles se defiende de ataques en Facebook

lunes, 1 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Adriana Rodríguez de Altamirano, bautizada en las redes sociales como #LadyChiles, reabrió su cuenta en Facebook para dar su versión del presunto robo de un chile en nogada por parte de su exempleada doméstica, Nieves Isabel Arjona Miranda. En un largo mensaje publicado el pasado jueves 28 de agosto, la mujer recalcó que su exempleada le mintió y abusó de la confianza que le dio, y sostuvo que ni ella ni su esposo han tenido nunca de qué avergonzarse. Asimismo recriminó que “gente que no nos conoce” ha escrito “cosas terribles” de ellos en las redes sociales, pero sostuvo que “lo verdaderamente imperdonable y doloroso, por donde se quiera ver, es que nuestra única hija Andrea, quien murió en agosto de 2003 de cáncer (linfoma de Burkitt) ha sido también objeto de brutales insultos y feroces ataques” como el de un usuario que identificó como Darv Love. Incluso, refirió que alguien afirmó en las redes que “le echó su camioneta encima” y que otra persona relató por el mismo medio que en días pasados la vio en un centro comercial comprando una blusa “en barata” y que cuando le pidieron posar para el selfie montó en cólera, furibunda y amenazó con demandar a todos los que la han ofendido. “No era yo. Juro por la memoria de mi hija que no he salido en seis días”, afirmó. A menos de una semana de que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) informara que evalúa si tendrá que ofrecer una disculpa pública a su exempleada por exhibirla en las redes, Rodríguez de Altamirano dio detalles del polémico robo. Según su dicho, Arjona Miranda comenzó a trabajar el pasado 12 de agosto en su casa con un sueldo de mil 700 pesos por semana, luego de que su anterior empleada doméstica tuvo que irse, después de tres años de trabajo, para atender a su hijo enfermo. A esta y todas las empleadas domésticas que han pasado por su casa, por periodos desde meses hasta 10 años, se les ha pagado –dijo—vacaciones y aguinaldo de acuerdo a la ley. Además, dijo, sólo cumplen con su horario laboral y se les da desayuno y comida, lo mismo que come la familia y en la misma mesa. Respecto del video que fue subido a YouTube el pasado 21 de agosto reiteró que comprobó que su exempleada le mintió y abusó de la confianza que le dio pues le mintió al decirle que se había comido los dos chiles en nogada que había dejado en el refrigerador, de los cuales le daría uno a una amiga. “Cuando regresé a casa (…) al entrar a la cocina por el chile para mi amiga, me dice la señora Nieves Isabel con una sonrisita, que se comió los dos! le pregunté nuevamente, ‘te comiste los dos?’ y ella con tono de travesurita me volvió a decir que sí. Mi comentario fue ‘ah ok’. “Desconcertada, se lo platiqué al rato a mi esposo. No lo podía creer tampoco, porque el platillo es ABUNDANTE por decir lo menos. “Este tipo de abusos los hemos sufrido muchas veces pero siempre me ha dado mucha vergüenza pedirles a las señoras que abran su bolsa... y así siempre soy yo la que ha tenido que pagar el golpe... sospechando que la latita de atún o la barra de jabón o el sobre de tang, van en la bolsa de la señora. “En fin. En esta ocasión me quité la pena, respiré y le pedí a su salida que me mostrara su bolsa... y la señora no me estaba robando por hambre... porque no se estaba llevando frijoles o galletas marías. “Cabe mencionar que durante esos días, también le regalé alimento para sus mascotas, así como otros alimentos para que ella llevara a su familia, como se puede escuchar en el video, cosa que ella confirma. En este país ya se da por aceptado que los empleados, a cualquier nivel, cometan este tipo de robo-hormiga. Siempre nos lo imaginamos, pero nunca nos atrevemos a evidenciar a estas personas”, relata Rodríguez de Altamirano en su extenso mensaje.

Comentarios