Inician yaquis movilizaciones por detención de su vocero

viernes, 12 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- La calma se acabó. Luego de meses de seguir exclusivamente la vía pacífica, los yaquis iniciaron hoy movilizaciones para exigir la libertad de Mario Luna Romero, uno de sus dirigentes apresado ayer por el gobierno de Sonora. No es todo. En apenas 24 horas, el gobernador Guillermo Padrés Elías, fue fustigado por organizaciones y personalidades tan disímbolos como Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz) y hasta personal de la Secretaría de Gobernación que apoya al líder yaqui. Mario Luna Romero ha sido una de las figuras más visibles en la oposición que un amplio sector de la tribu yaqui mantiene contra un proyecto hidráulico del gobernador Guillermo Padrés. Desde la madrugada de este viernes, un contingente indígena bloqueó la autopista federal número 15, a la altura de Vicam, en protesta por el arresto de su vocero. La ruta es especialmente relevante, pues conecta el norte de Sinaloa con el sur de Sonora y es paso obligado de mercancías hacia la frontera, de manera que cientos de traileres quedaron varados desde temprano. Hasta el momento, Tomás Rojo, el otro vocero de la etnia sobre el que también pesa una orden de aprehensión, no ha sido localizado. Sin embargo, integrantes de la tribu anunciaron que desplegarán diferentes acciones con resistencia civil pacífica. A lo largo de la jornada hubo tensión en la clase política de Sonora, especialmente, luego de que el procurador de justicia en la entidad, Carlos Navarro Sugich, declaró que al gobierno de la entidad no le preocupaban las repercusiones políticas y sociales que pudieran resultar de la detención de Mario Luna. “A la procuraduría, no le van a temblar las rodillas”, dijo el fiscal en entrevista con el noticiario “Proyecto Puente”. Ayer, Apro informó que la detención del vocero yaqui estaba relacionada con la retención y despojo de un vehículo de Francisco Antonio Delgado Romo, quien encabezaba una fracción de la tribu cercana al gobernador Padrés y fue sujeto, hace un año, a un procedimiento basado en los usos y costumbres de la comunidad. Mario Luna Romero fue detenido durante un operativo policiaco en Ciudad Obregón, en un contexto marcado por el conflicto de Padrés Elías con el gobierno federal, así como del asesinato de Francisco Antonio Delgado Romo, presumiblemente localizado muerto el pasado lunes y cuya identidad se confirmaría esta tarde. Hoy, el dirigente de la CTM en la entidad, Javier Villarreal, aseguró que la detención de Mario Luna es una represalia “en reacción contra el gobierno federal”, con el objetivo de detonar la movilización de los yaquis, inscrita en el contexto del diferendo que Guillermo Padrés sostiene contra la federación. Y es que, como se informó ayer, los yaquis suspendieron las movilizaciones y los bloqueos carreteros a partir de negociaciones con la secretaría de Gobernación, en particular, luego del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resuelto en diciembre pasado en favor de los opositores al acueducto. Con la detención de Mario Luna, las movilizaciones reiniciaron hoy. En tanto, personal de la Secretaría de Gobernación se trasladó desde ayer a Hermosillo para dar seguimiento al caso y conocer la situación jurídica del vocero yaqui.

Comentarios