Desalojan a campesinos de donde el cura Hidalgo dio El Grito

lunes, 15 de septiembre de 2014
DOLORES HIDALGO, Gto. (apro).- Integrantes de la Unión Campesina Democrática (UCD) se manifestaron en los alrededores de la plaza principal –donde esta noche se dará el Grito de Independencia— y exigieron el cumplimiento de los compromisos con los exbraseros, con la regularización de autos “chocolate” y el apoyo al campo. Sin embargo, fueron desalojados por policías antimotines que resguardaban la seguridad del lugar. Fue en esta plaza principal donde el cura Miguel Hidalgo y Costilla llamó a la insurgencia el 15 de septiembre de 1810. es la misma donde esta noche, 204 años después, el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, y el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, en representación del presidente Enrique Peña Nieto emularían la hazaña independentista. Desde temprana hora, diversos contingentes ucedistas aprovecharon los preparativos de la celebración del Grito de Dolores para intentar hablar con los funcionarios estatal y federal. Un contingente llegó hasta el jardín principal, donde exigió el cumplimiento de compromisos en materia de regularización de vehículos de procedencia extranjera o “chocolates” y el pago a los exbraceros que trabajaron en Estados Unidos, como parte de acuerdos entre ambos países. El contingente se retiró tras conocer que el gobernador Márquez se reunió con representantes de ésta y otras organizaciones campesinas para establecer una mesa de trabajo que incorpore a dependencias federales en problemáticas como el precio del sorgo que venden los productores guanajuatenses. Alrededor de las cuatro de la tarde, otros 600 integrantes de la UCD encabezados por Antonio Tirado Patiño –coordinador nacional de la agrupación y exalcalde de Acámbaro- se acercaron a la plaza para reiterar las demandas relacionadas con el precio de los granos. Sin embargo, cuando se encontraban a dos cuadras del jardín principal, se toparon con una valla formada por más de un centenar de elementos de las Fuerzas de Seguridad del Estado con equipo antimotines. El dirigente responsabilizó al gobierno del estado de cualquier acto de violencia o agresión hacia los campesinos por parte de las fuerzas policiales pues, dijo, el único interés era dialogar con el gobernador y Murillo Karam, representante de Peña Nieto, y exponerles la urgencia de apoyos a productores ante el desplome de los precios de los granos. Tirado Patiño aseguró que a estas fechas, tampoco se ha cumplido con el pago a todos los exbraceros que se registraron ante la Secretaría de Gobernación para recibir los 30 mil pesos prometidos hace años, como compensación por la pérdida de los ahorros de quienes trabajaron como jornaleros agrícolas en Estados Unidos. Incluso, dijo que recibió un citatorio de la Procuraduría de Justicia para comparecer por una supuesta denuncia por daño moral en su contra, como una táctica para impedir que encabezara esta movilización.

Comentarios