En quiebra, la otrora poderosa Unión Ganadera Regional de Tabasco

martes, 2 de septiembre de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Fundada en 1936, la otrora poderosa Unión Ganadera Regional de Tabasco (UGRT) se encuentra en bancarrota al arrastrar una deuda de más de 600 millones de pesos. Desde hace un mes no maquila una res y a sus 150 empleados les adeuda un mes de sueldo y ocho de prestaciones. Orgullo de la entidad, en su mejor época, de los setenta a los noventa, la UGRT sacrificaba alrededor de 270 mil reses anuales y abastecía gran parte del país, incluido el Distrito Federal. El año pasado, a través de la Empacadora y Frigorífico de Tabasco, maquiló todavía 40 mil reses y ahora no sacrifica ni una. Como antes de la fundación de la UGRT, ahora el ganado tabasqueño, unos 250 mil anuales, sale en pie rumbo a otros estados del país. El cierre de la UGRT y la intención de sus directivos de vender en mil millones de pesos las 32 hectáreas de terrenos donde se encuentran las instalaciones de la Empacadora y Frigorífico, para construir el World Trade Center, levantó una ola de protestas de los más de 15 mil socios ganaderos que ahora disputan las ruinas de la empresa. Los inconformes denuncian que la corrupción de sus dirigentes y las pugnas internas hundieron la UGRT, la gran empresa maquiladora del hato ganadero del estado estimado en un millón y medio de cabezas. La quiebra se suma a Ultralácteos Unión,  la otra  empresa de la UGRT que también cerró sus puertas hace dos años. Fundada en 1936, la UGRT está conformada por el Frigorífico y Empacadora de Tabasco; Unión de Crédito Ganadero; Cooperativa Ultralácteos Unión; Fabrica de Alimentos; Transportadora de Ganado; Fondo de Aseguramiento; Comercializadora Unión y el Comité de Fomento y Protección Pecuaria que administra los laboratorios de patología y banco de semen. La UGRT “está muerta y hay que enterrarla para que renazca el espíritu gremial de los ganaderos, pero con gente que tenga calidad humana”, opinó el exsenador priista Arcadio León Estrada, uno de los últimos líderes históricos del gremio, el cual dirigió hasta principios del año 2000, después de ocupar el cargo por 16 años. “Hace falta calidad moral y misión. Si estás como dirigente es para dirigir y si no cumples, es corrupción. Se habla que han modificado las actas de asamblea para desviar recursos”, denunció y responsabilizó de la debacle al actual dirigente de la UGRT, Agustín de la Cruz Priego, quien, acusó, “no tiene calidad moral ni muchas cosas”. Férreo opositor a la venta del terreno, León Estrada aglutina en su entorno a la mayoría de los ganaderos tabasqueños que comparten su postura de rescatar “de sus cenizas” a la UGRT, mediante créditos garantizados con las propiedades del gremio. Uno de ellos es Óliver Falcón Morales, presidente de la Unión Ganadera del municipio de Centro, cabecera de Villahermosa, quien aclaró que los directivos ni los delegados de las 17 asociaciones ganaderas de Tabasco tienen facultades para vender el predio, ya que se tiene que consultar en asamblea a los más de 15 mil socios. Al movimiento se sumaron líderes ganaderos de los municipios de Macuspana, Jalapa, Teapa, Nacajuca y Cunduacán para exigir la renuncia del dirigente de la UGRT, Agustín de la Cruz Priego. Anunciaron que cuentan con el apoyo de la mayoría de los dirigentes de las 17 asociaciones ganaderas y pusieron de plazo hasta el próximo 8 de septiembre para que los directivos de la UGRT den marcha atrás en su pretensión de vender los terrenos. En caso contrario, advirtieron que al día siguiente realizarán una asamblea en donde tomarán otro tipo de medidas. Asimismo, reprocharon que los directivos de la UGRT hayan aceptado un crédito “leonino” e “impagable” de 11 millones de dólares, que se sumó a la deuda que ahora ronda en más de 600 millones de pesos. Además, lamentaron que no se puedan pagar aún los 30 millones de pesos que el año pasado prestó el gobierno de Arturo Núñez a la UGRT, a tasa cero. Bienvenido Priego Franco, líder de la asociación ganadera de Macuspana, lamentó que el ganado tabasqueño siga saliendo en pie, lo que ya se había erradicado con la construcción de la Empacadora y Frigorífico. Dijo que el año pasado se sacrificaron 40 mil reses en el frigorífico, mientras que 270 mil salieron en pie, el número que se maquilaba en Tabasco hace 20 años. Mientras tanto, los 150 empleados de la Empacadora y Frigorífico exigen el pago de salarios y prestaciones. Desde hace más de un mes no reciben salarios y desde hace 8 meses no les pagan vacaciones ni apoyos para transporte, ni se han cubierto las cuotas del Infonavit y Fonacot. El dirigente de la Federación de Trabajadores y Obreros de Tabasco (FTOT), Edgar Azcuaga Cabrera, manifestó que el terreno de la UGRT es la garantía de pago de las indemnizaciones, salarios y prestaciones de los trabajadores. La quiebra de la UGRT también afecta los mercados públicos de Tabasco, ya que era la que abastecía el consumo local. La carne de res que se adquiere en los mercados de Villahermosa, está siendo traída de los estados de Veracruz y Chiapas, aun con el riesgo de no tener adecuada supervisión sanitaria.

Comentarios