Agentes del INM agreden a integrantes del albergue Hermanos en el Camino

lunes, 22 de septiembre de 2014
OAXACA, Oax. (apro).- El albergue de migrantes Hermanos en el Camino fundado por el padre Alejandro Solalinde, denunció que agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) agredieron a defensores de derechos humanos. Alberto Donis Rodríguez, representante del albergue, precisó que entre el grupo de víctimas se encuentran Irineo Mujica Arzate, fotoperiodista y defensor de derechos humanos, y Marlene López, investigadora académica de derechos humanos de la Paris School of International Affairs Sciences Po-Institut d'Etudes Politiques, de Francia. Ambos activistas, señaló, detectaron la presencia de agentes del INM y militares en Chibela, un poblado oaxaqueño donde se pretendía realizar un retén con tres carros particulares de migración y tres convoyes del Ejército, y en ese momento fueron atacados. En un comunicado, el albergue señaló que las agresiones se incrementaron a partir de la instrumentación del Programa Frontera Sur (PFS) del gobierno federal, y desde agosto a la fecha –subrayó– se registraron 57 casos de personas agredidas por delitos graves, como robo, extorsión, violación y lesiones, es decir que los agravios aumentaron cerca de 90%. Por ello, solicitó a Amnistía Internacional (AI) y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que vigile las acciones del PFS para evitar nuevas embestidas. En respuesta a la agresión sufrida, Irineo Mujica Arzate y Marlene López, quienes acompañaban en su viaje a los activistas  Gonzalo González y Armando Medina, interpusieron una denuncia penal en la Fiscalía de Atención a Migrantes, ubicada en ciudad Ixtepec. Las cuatro personas mencionadas también presentaron una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que inició una investigación por “la brutalidad de los hechos” y ofreció brindar acompañamiento a las víctimas. De acuerdo con el texto difundido por el albergue “Hermanos en el Camino”, desde que se instrumentó el Programa Frontera Sur han documentado diferentes agresiones contra migrantes por parte de particulares; agentes de migración; policías federal, estatal y municipal, y grupos de la delincuencia organizada. Mencionó que a raíz de la violación de una mujer en Chahuites, se dedicó a identificar las agresiones ocurridas en la zona del Istmo de Oaxaca, Chiapas y Veracruz. Luego de externar su “preocupación e indignación por las formas indignas de trato hacia las personas migrantes y defensores de derechos humanos por parte de agentes del Instituto Nacional de Migración”, relató que el pasado jueves 18 Irineo Mujica Arzate, Marlene López, Gonzalo González y Armando Medina fueron agredidos por funcionarios de ese organismo. Ese día, apuntó, abordaron el tren en ciudad Ixtepec para dirigirse a Medias Aguas, Veracruz, con el objetivo de documentar las agresiones contra la población transmigrante en el marco del PFS, y en el poblado de Chibela personal del INM y del Ejército agredió al grupo de voluntarios. “En estos lamentables hechos los agentes del Instituto Nacional Migración agredieron física y verbalmente a los compañeros que iban grabando; Marlene López fue la primera persona agredida, rodeada por siete agentes de migración, sometiéndola con violencia, sin permitirle que ella hablara y explicara los motivos de su presencia. Finalmente pudo liberarse con ayuda de dos compañeros”, relató. Gonzalo González, quien en junio pasado acompañó la Caravana-Peregrinación por el Diálogo, también fue agredido y resultó con lesiones en ambas rodillas y el tobillo derecho. “Se les pidió a los agentes de Migración que no lo tocaran, explicando que estaba recién operado, y aun así lo aventaron a la fuerza, estrellándolo contra la puerta de una de sus vehículos. Le dieron una patada en el tobillo para tirarlo, cayendo de rodillas  y diciéndole: ‘te tenemos que detener putito’, al tiempo que intentaron quitarle su cámara  fotográfica”. Armando Medina, quien acompañó el ayuno y oración por el éxodo de la niñez migrante en agosto de este año en el Distrito Federal, fue agredido por tres agentes de Migración. “Uno lo detuvo con violencia para que un segundo agente le quitara la cámara Sony Handycam plateada y un tercero lo golpeara en el pecho. Intentaron subirlo a la volanta (vehículo), pero logró liberarse”. Y a Irineo Mujica, añadió, lo detuvieron dos personas de Migración, haciendo uso de la fuerza para robarle su equipo de video Panasonic JVC. “Además de golpearlo, intentaron asfixiarlo y lo lastimaron de los brazos para someterlo”. El albergue exigió a las autoridades la devolución de las cámaras fotográficas y de video que se llevaron los agentes del INM. De igual manera, demandó sancionar a los agresores y destituirlos de su cargo. Además de la reparación del daño a las víctimas, pidió que se respete la labor e integridad de los defensores de derechos humanos, y que a las personas migrantes se les proporcione la asistencia humanitaria necesaria.  

Comentarios