Francisco Toledo llama a recolectar más firmas contra los transgénicos

martes, 23 de septiembre de 2014
OAXACA, Oax. (apro).- El artista plástico Francisco Toledo consideró insuficientes las 100 mil firmas recolectadas hasta ahora para presionar al gobierno federal a que se pronuncie contra los cultivos genéticamente modificados. Por ello convocó el próximo 29 de septiembre, Día Nacional del Maíz Nativo, a una “tamaliza” en el andador turístico de esta capital para recabar más firmas. “Nos vamos a unir a esta celebración donde va a haber otros eventos, como una calenda, y vamos a estar en las calles con mesas y regalando tamales para recabar más firmas”, subrayó el Premio Nacional de las Ciencias y las Artes. Por lo pronto, adelantó que el próximo jueves 25 acudirá al Congreso local para solicitar su firma a los diputados y para que se pronuncien a favor del maíz criollo o nativo y en contra de los transgénicos. Y harán lo mismo, añadió, con el gobernador Gabino Cué. El activista, luchador social, ambientalista, promotor cultural y filántropo declaró que también han enviado escritos a distintos grupos políticos para que ayuden a recabar firmas sin compromisos de otra índole. Sobre la carta que hicieron llegar al presidente Enrique Peña Nieto, manifestó que hubo una respuesta de la Presidencia, pero como “están muy ocupados” todavía no les dan audiencia. Eso, agregó, les permitirá seguir recolectando firmas, porque todavía falta la participación de la gente del campo, y además se reunirán con los comisariados ejidales y comunales para invitarlos a que se sumen a la campaña. En abril pasado, el dibujante, pintor, escultor y ceramista, y el presidente del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca (PROOAX), José Márquez, iniciaron una campaña para recabar un millón de firmas en rechazo a los transgénicos, “porque contaminar nuestro maíz es herir el corazón de México”. En una carta enviada a Peña Nieto en esa ocasión, le expresaron su preocupación por el futuro de México y de la humanidad. “Estamos convencidos que el maíz transgénico es malo para México. Las empresas transnacionales que promueven estas semillas buscan ganar dinero, y para nosotros la salud del cuerpo y la salud de la tierra no tienen precio. Sabemos que el maíz transgénico va a contaminar nuestros maíces nativos si se siembra en México”, subrayaron. Y lo peor, advirtieron, es que “sabemos que esa contaminación no tendrá remedio una vez que comience. Sabemos que esa contaminación significará una ganancia para unos, a costa de perjudicar a la mayoría de los mexicanos”.

Comentarios