Reportan la detención de otro yaqui en Sonora

martes, 23 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La organización Servicios y Asesoría para La Paz (Serapaz) informó que autoridades de Sonora detuvieron esta mañana a Fernando Jiménez Gutiérrez, integrante de la Tribu Yaqui, quien ha participado en diversas reuniones en las que se ha tratado el tema del Acueducto Independencia. “De acuerdo a la información proporcionada por los vecinos, la detención ocurrió en la calle Benito Juárez en Vícam, Sonora, por dos camionetas blancas no oficiales de las que bajaron personas vestidas de gris”, sostuvo. En un comunicado, Serapaz precisó que “Fernando fue esbozado con una capucha negra en la cabeza durante el traslado e intimidado con preguntas, para ser presentado finalmente en el Centro de Readaptación Social (Cereso) 1 de Hermosillo, Sonora, del Juzgado Tercero de lo Penal”. La organización señaló que Jiménez Gutiérrez tiene una orden de aprehensión por los mismos hechos y delitos de los que se acusa a Mario Luna Romero: privación ilegal de la libertad y robo de vehículo automotor. Según las autoridades del pueblo de Vícam, la detención se realizó a raíz de la protesta de miembros de la Tribu Yaqui contra la operación irregular del Acueducto Independencia, impulsado por el gobierno de Sonora con el aval de dependencias federales. En su comunicado, Serapaz recordó que en junio del año pasado, cuando los inconformes bloqueaban la carretera Internacional, el indígena de la Tribu Yaqui Francisco Delgado Romo, quien iba en estado de ebriedad, aventó su vehículo a una mujer y su hija, quienes estaban presentes en la movilización. “Como consecuencia de este acto irresponsable, las autoridades tradicionales impusieron un castigo a este miembro de la Tribu, bajo sus usos y costumbres, que para la cosmovisión de la Tribu Yaqui se trata de un proceso de aplicación de su sistema de justicia indígena amparada en la Constitución y en los tratados internacionales sobre pueblos indígenas ratificados por México”. Frente a este acto de justicia indígena, las autoridades del estado de Sonora impusieron órdenes de aprehensión a varios integrantes de la Tribu Yaqui que se oponen al Acueducto Independencia, entre ellos Fernando Jiménez. Sin embargo, esas órdenes de aprehensión se ejecutan 15 meses después de que fueron liberadas, en un contexto de gran presión política para el gobernador sonorense Guillermo Padrés Elías. Serapaz y otras organizaciones manifestaron su preocupación por la manera en que se realizó la detención de Jiménez Gutiérrez, y pidieron que el sistema de justicia estatal “le garantice el derecho al debido proceso como persona indígena”. Asimismo, consideraron que ese caso y el de Mario Luna Romero, aprehendido el pasado jueves 11, “son actos que buscan criminalizar a la Tribu Yaqui en la defensa de sus derechos humanos al territorio, a sus recursos naturales y su cultura milenaria”. Añadieron: “Creemos firmemente que la forma para resolver este conflicto es por la vía del diálogo, en el marco de la consulta indígena que ordenó el fallo la Suprema Corte de Justicia de la Nación (631/2012) y que hasta la fecha no se ha cumplido, entre otras razones, por estos actos de criminalización contra el pueblo Yaqui”. Organizaciones nacionales e internacionales que defienden los derechos humanos han denunciado en reiteradas ocasiones que la detención de Luna Romero tiene tintes políticos por la oposición al Acueducto Independencia. Incluso la semana pasada Amnistía Internacional señaló que ha examinado las pruebas presentadas contra el líder yaqui “y teme que la causa contra él esté sesgada y sea de motivación política. Si es remitido a juicio, puede ver negado su derecho a un juicio justo; además, no podrá optar a la libertad bajo fianza, y puede enfrentarse a una detención prolongada, lo que pondría en peligro su seguridad”, subrayó. Integrantes de la propia tribu y del Movimiento Ciudadano por el Agua también atribuyen la detención de Mario Luna a orígenes políticos por la oposición al acueducto.  

Comentarios