Piden ayuda pobladores incomunicados por lluvias en Tamaulipas

miércoles, 24 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Durante cinco días, unas 250 personas del poblado de Congregación Enramadas, municipio de Soto La Marina, permanecieron incomunicadas por las severas lluvias y el desfogue de presas. El desborde de la presa Lavaderos dispersó un río y mantiene incomunicados a los ejidos 10 de Mayo, La Piedra, 5 de Mayo y La Lobera, donde el agua cerró los caminos y sus habitantes quedaron atrapados. Ya sin víveres pobladores del citado municipio comenzaron a salir a pedir ayuda oficial. Mediante mensajes en cartulinas pidieron la intervención del gobierno del estado, luego de cruzar nadando tramos de camino que se encontraban inundados. “Sr. Gober: mientras usted vive en la riquesa (sic) aquí estamos en la desgracia”, #El camino quedó destruido”, “Necesitamos ayuda”, “Necesitamos médicos y medicinas, ¿qué espera”, se leía en algunos de los mensajes. Congregación Enramadas es un pueblo pesquero que se ubica en el litoral del Golfo de México, a 120 kilómetros al nororiente de la cabecera municipal de Soto La Marina, y la mitad del camino es de terracería. Jaime Cano Pérez, director de la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas, reconoció que en Soto la Marina están afectados los ejidos de Las Delicias, El Porvenir y Tampiquito, a causa del desfogue de la presa Vicente Guerrero. El coordinador estatal de Protección Civil, Medardo Sánchez Albarrán, rechazó esas afirmaciones. “No hay ninguna inundación que tenga que ver con el desfogue de la presa”, sostuvo. Sin embargo, el martes pasado el delegado de la Comisión Nacional del Agua, Felipe Alcocer, informó que se elevó de 50 a 750 metros cúbicos por segundo el desfogue de la presa Vicente Guerrero, previendo más afectaciones a la población de Soto La Marina. En la comunidad de Las Enramadas, en los márgenes de la Laguna Madre, hace una semana que comenzó a anegarse y hay tramos que están hasta dos metros bajo agua. Faltan víveres, medicinas y agua potable, pues la última ayuda les llegó la semana pasada. Personal de Protección Civil inició hoy el operativo de evacuación en Soto La Marina mientras que el gobernador Egidio Torre Cantú encabezó la reunión en la que el Comité de Evaluación de Daños por la tormenta Dolly y las lluvias atípicas del 13 y 14 de septiembre pasado. El mandatario estimó en 290.5 millones de pesos el monto de los recursos que se requieren para rehabilitar infraestructura diversa en ocho municipios del estado. Antonio Almazán González, secretario técnico del Comité informó que en la primera declaratoria de desastre en los municipios de Aldama, González, Llera, Xicoténcatl, Victoria y El Mante, el sector carretero sumó 102.1 millones de pesos en daños, el sector hidráulico 87.1 millones, el sector urbano 51 millones y el sector naval 5.3 millones, para un total de 245.5 millones de pesos. Para la segunda declaratoria en los municipios de Güémez y Ocampo, los daños en el sector carretero suman 24.2 millones de pesos, en el sector hidráulico son 19.8 millones y el sector urbano 941 mil pesos, es decir 44.9 millones de pesos en total. Desde la Ciudad de México, mediante videoconferencia el director general para la Gestión de Riesgos de la Secretaría de Gobernación (Segob), José María Tapia Franco, reiteró al gobernador el “apoyo irrestricto” del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para resarcir los daños ocasionados en Tamaulipas por Dolly y las lluvias “atípicas” del 13 y 14 de septiembre.

Comentarios