Van cuatro meses y ADO aún no indemniza a deudos de percance

jueves, 25 de septiembre de 2014
CIUDAD DEL CARMEN, Cam. (apro).- Deudos de víctimas del encontronazo ocurrido en mayo pasado entre un ómnibus de ADO y una pipa cargada con combustible en la vía Ciudad del Carmen-Villahermosa, acusaron a la empresa camionera de incumplir el pago de indemnizaciones de pasajero y de recurrir a “chicanerías” para eludir su responsabilidad. La tragedia que cobró la vida de 10 personas, entre ellos dos niños de siete y cinco años, ocurrió el 15 de mayo en el kilómetro 105 de la carretera Ciudad del Carmen-Villahermosa. Según el parte pericial, el autobús de pasajeros con número económico 0453 de ADO y placas circulación 770 HP 6 del servicio público federal, cuyo conductor sobrevivió y se dio a la fuga, invadió el carril contrario a exceso de velocidad e impactó a la pipa propiedad de la empresa Energéticos Centrifugados del Norte, SA de CV, que transportaba 35 mil litros de gasolina Magna Sin. Transcurridos cuatro meses del accidente, familiares de algunas de las víctimas fatales siguen inmersos en una disputa legal contra la empresa transportista que se resiste a pagar las indemnizaciones por concepto de seguro de viajero. Es el caso de Santiago Méndez Córdoba, quien perdió en ese accidente a su hijo Cornelio Méndez Valencia, a su nuera Lorena Guadalupe Cach Noh y sus nietos Miguel Ángel y Bryan, de siete y cinco años, respectivamente. Verónica Lozada Martínez, abogada y apoderada legal de Méndez Córdoba, explicó que a petición de José Sadid Villarreal Escobar, apoderado legal y director jurídico contencioso de Autobuses De Oriente S.A. de C.V., fueron citados a las 11 de la mañana del pasado 23 de septiembre en la Subprocuraduría de Justicia para efectuar el pago de la indemnización de pasajero o seguro de viajero. No obstante, a las ocho de la mañana de ese mismo día, Villareal Escobar llamó para cancelar la reunión porque no se realizaría el pago. “Las únicas respuestas que hemos recibido de ADO han sido vueltas y evasivas”, reprochó la abogada, quien calculó, de acuerdo con las fórmulas que establece la ley, que la transportista debe pagar a Méndez Córdoba un millón 274 mil 600 como indemnización por la muerte de su hijo y cantidad similar por la de su nieto. “Además, como su hijo era trabajador de ADO, estamos pidiendo que también se le pague a don Santiago la pensión correspondiente”, ya que el señor es una persona mayor y de muy escasos recursos. En cuanto a lo que toca a su nuera y al otro menor, aclaró que los familiares de ella se encargarán de reclamarlo. Lozada Martínez acusó que ADO “vuelve a dar muestras de su política de negociación, en la que el cinismo y la burla hacia los deudos es su eje rector”. El abogado de la empresa transportista sabía que no iba a asistir a la reunión, afirmó la defensora y canceló la reunión con el argumento de que no le habían entregado documentos que para el caso no eran necesarios. Por si fuera poco, fustigó, “no tuvo a bien informar oportunamente su decisión a los interesados, permitiendo que los familiares de los fallecidos incurrieran en gastos, los cuales con grandes esfuerzos realizan al ser personas de bajos recursos”. Asimismo, denunció que Méndez Córdova y sus familiares son hostigados por abogados de ADO para que se desistan de su demanda y revoquen el poder a sus actuales representantes legales para que se les pueda pagar. “A una hija de don Santiago le mostraron la foto de un cheque expedido a su nombre por la cantidad de un millón 800 mil pesos, que es lo que supuestamente les pagarían como indemnización por las dos víctimas. Pero no ha habido ninguna negociación, además de que según las fórmulas que da la ley para calcular, la cantidad que nosotros exigimos es de un millón 274 mil 600 por cada uno de los fallecidos”, señaló. La abogada dijo que en días pasados familiares de las víctimas le informaron que dos abogados enviados por Villarreal a sus domicilios -- Hugo Abad Fuentes Herrera y Fortino Méndez Roque-- los han presionado para que se desistan de sus demandas y los nombren a ellos como sus nuevos apoderados legales. “Méndez Roque les dijo, para darles confianza, que tenía mucha experiencia pues fue muchos años perito de la PGJ. El primero les dijo que era de Cancún y el segundo de Villahermosa. En realidad, sabemos que Méndez Roque trabaja en ADO Mérida, donde labora el propio Villarreal”, sostuvo la abogada. Y cuestionó: “¿Cuál es el juego perverso del ADO al estarse burlando de los familiares del fallecido? Da la lamentable apariencia de que los propios funcionarios de ADO buscan lucrar con los pagos de seguros al pasajero”. El pasado 20 de mayo, los mismos deudos se manifestaron a las puertas de la terminal camionera en Campeche para exigir a la compañía transportista que responsabilizara por el accidente. En aquella ocasión, acompañados también por Lozada Martínez, los familiares de Cornelio Méndez Valencia demandaron la intervención de las autoridades porque la línea se negaba a cubrir los gastos funerarios de sus víctimas.

Comentarios