Primero lo liberan y ahora buscan reaprehenderlo por homicidio de familia

viernes, 26 de septiembre de 2014
VILLAHERMOSA, Tab., (apro).- El presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado, Jorge Javier Priego Solís, confirmó que existe una orden de reaprehensión contra Julio César Moreno García, por su presunta responsabilidad en el asesinato del político priista José Francisco Fuentes Esperón y su familia, ocurrido en septiembre de 2009. Moreno García fue liberado en marzo pasado, luego de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) emitió una recomendación a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en el sentido de que el inculpado no participó en el múltiple homicidio y estaba encarcelado injustamente. Priego Solís explicó que en el expediente penal 146/2009, la jueza Rudy del Carmen Gómez Vázquez sobreseyó el juicio que se sigue a Moreno García, debido a que la PGJ se desistió de la acción penal por la recomendación de la CEDH, por lo que se le dictó auto de libertad el pasado 10 de marzo. No obstante, dijo, la primera sala penal del TSJ que preside el magistrado Rufino Pérez Alejandro analizó el sobreseimiento y consideró que fue improcedente, por lo determinó librar una orden de reaprehensión, que debe cumplimentar la PGJ a través de la Policía Ministerial. En septiembre de 2009, José Fuentes Esperón, entonces candidato priista a una diputación local, su esposa Lilian Argüelles, quien además fue violada, y sus hijos Fernando y José Francisco, de 10 y 13 años, respectivamente, fueron asesinados en su domicilio de esta capital. Dos días después, el menor Marcos Iván Soto Vidal, El Chelo Satán, así como Ricardo Hernández Rodríguez y Julio César Moreno García, El Loco, fueron presentados como presuntos responsables y acusados de robo, homicidio, violación y pandillerismo. El Chelo Satán y Ricardo Hernández continúan en prisión. En mayo de 2013 la CEDH emitió a la PGJ la recomendación 205/2013 para liberar a Moreno García por violaciones a sus garantías individuales, y ese mismo mes, mediante el recurso de amparo 381/2012, el Tribunal Colegiado en materia penal y del trabajo del Décimo Circuito invalidó 17 elementos probatorios en contra del inculpado. La PGJ aceptó la recomendación de la CEDH, se desistió de la acción penal, y la juez segundo penal, Rudy del Carmen Gómez, le dictó auto de libertad por “faltas de elementos para procesar”, luego de cinco años de permanecer en prisión. En las pruebas que presentó, Moreno García logró demostrar que el 6 de septiembre de 2009, día del múltiple homicidio de la familia Fuentes Argüelles, se encontraba laborando en la imprenta ‘Gapa’ de esta capital, de acuerdo con testimonios de los dueños y empleados del negocio y otros 10 testigos. Sin embargo, los magistrados del TSJ ordenaron su reaprehensión debido a que supuestamente no se logró demostrar la violación a sus garantías individuales. Julio César Moreno García se encuentra ahora en calidad de prófugo.

Comentarios