Suman cuatro millones de peces muertos en Cajititlán

jueves, 4 de septiembre de 2014
GUADALAJARA, Jal-. (proceso.com.mx).-El gobierno de Jalisco informó que en cuatro días se han recogido 112 toneladas de peces muertos en laguna de Cajititlán. De acuerdo con el vocero del gobierno del estrado, Gonzalo Sánchez García, la cantidad de peces muertos equivale a más de cuatro millones 300 mil ejemplares de la especie popocha. Recordó que entre el domingo y lunes existía un acumulado de 82 toneladas y que entre el martes y el miércoles se extrajeron de la laguna otras 30 toneladas de popochas muertas. Dijo que en menos de cuatro días existe el reporte de 112 toneladas de peces muertos, en un fenómeno registrado al interior de la laguna de Cajititlán, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, y en medio de una contingencia ambiental decretada desde la semana pasada por la Secretaria del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet). “Hacemos un exhorto al gobierno municipal a que reconozca que existe un problema de contaminación en la laguna, que tiene su origen en una sobrecarga poblacional en el municipio y los cambios de uso de suelo, en la cuenca durante los últimos años”, en una clara alusión a la autorización de nuevos desarrollos urbanos registrados en los gobiernos encabezados por Ismael del Toro y el exalcalde Enrique Alfaro Ramírez, excandidato al gobierno de Jalisco y el principal opositor del PRI para las elecciones intermedias de 2015 y quien es visto como favorito en la lucha por la alcaldía de Guadalajara. Por su parte, Ismael del Toro Castro reconoció que el problema de la mortandad de peces se deriva de la falta de oxígeno y de la acumulación de materia orgánica en el vaso lacustre, en lo que definió como un problema cíclico registrado en una cuenca cerrada y de alta fragilidad como lo representa la laguna de Cajititlán, pero también se quejó de que el gobierno de Jalisco lejos de ofrecer soluciones técnicas para enfrentar la contingencia, opta por golpear políticamente a su administración. Denunció que se utiliza la agenda de medio ambiente para regatearle recursos para saneamiento y luego acusar al municipio de manejo inadecuado de las plantas de tratamiento, en una estrategia que dice, se diseñó desde el llamado Cuarto de Guerra que opera desde el gobierno del estado y que busca y desestabilizar su administración. Recordó que desde hace dos años existe el compromiso firmado por parte el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval de completar la entrega de recursos que le permitan a la administración municipal garantizar la ampliación de la infraestructura de plantas de tratamiento. Habla de un adeudo de 200 millones de pesos para la ampliación de la operación de diferentes plantas tratadoras de aguas negras y así garantizar que el 100 por ciento del líquido que entra a Cajititlán corresponda a descargas municipales lista para su reutilización en un 100% y no sólo al 70%, como ocurre actualmente. El vocero del gobierno de Jalisco, Gonzalo Sánchez, dijo que era necesario enfrentar el problema de la contaminación en Cajititlán, pero no hizo ningún comentario sobre los reclamos de Tlajomulco y por el contrario, sostuvo que es necesario dar paso a la solución de esta problemática que “hoy tiene a Jalisco expuesto negativamente ante los ojos del mundo”.

Comentarios