Se amparan dos estudiantes contra pago de cuotas en Universidad de Colima

lunes, 8 de septiembre de 2014
COLIMA, Col. (apro).- Un juzgado federal notificó a la Universidad de Colima la admisión de dos amparos de estudiantes de bachillerato en contra del pago de cuotas y aranceles para cursar ese nivel educativo en la institución educativa, cuyo monto actual es de hasta mil 200 pesos por semestre. La información fue dada a conocer este lunes por el rector José Eduardo Hernández, quien señaló que los abogados de la universidad se encuentran analizando los casos para emitir la respuesta que proceda a la autoridad judicial. Hernández Nava dijo que los argumentos de la universidad para defender legalmente ante el Poder Judicial el cobro de las cuotas estarán basados principalmente en su autonomía. Entrevistado en el marco del 2º Foro Resultados de Investigación Científica 2014, el directivo universitario aceptó que en caso de que el juez otorgue la razón a los demandantes y se genere una interposición masiva de amparos, la situación impactaría en planes y programas de trabajo. “La universidad –añadió– necesita recursos para el servicio que ofrece a los estudiantes; no creo que exista una institución educativa en el estado que brinde los servicios que brinda la Universidad de Colima”. Sin embargo, manifestó que los juicios de amparo no preocupan a las autoridades universitarias: “No generan ningún temor, siempre nos apegaremos a lo que marque la ley y a lo que decidan las autoridades competentes”. También descartó la posibilidad de que todos los estudiantes universitarios se amparen contra el pago de las cuotas, aunque “va a haber amparos, sobre todo los que está promoviendo Morena, que está entregando unos panfletos donde invita a los alumnos a que se amparen, pero vamos a ver si proceden, el abogado está muy pendiente de esto y le han notificado hasta ahorita dos amparos”. Por su parte, el abogado Agustín Díaz Torrejón, quien ofreció asesoría legal gratuita a los estudiantes para la promoción de los juicios de amparo, informó que en los últimos días fueron presentadas más de 50 demandas en los dos juzgados de distrito con que cuenta esta ciudad, de los que algunos fueron desechados por cuestiones de forma y la mayoría se encuentra en trámite. Díaz Torrejón, quien además es asesor del movimiento de catedráticos que exigen transparencia del fondo de pensiones de la casa de estudios, dijo que según la información con que cuenta hasta el momento son cuatro los amparos admitidos, aunque consideró que “con uno que sea ganado será suficiente” para demostrar la inconstitucionalidad del cobro a los estudiantes de bachillerato y con ello sentar un precedente en la materia. Uno de los juicios admitidos, con el número de expediente 1398/2014-II-A, fue promovido por Julia García Crecencio, en representación de su hija, en contra de actos del Consejo Universitario y otras autoridades de la Universidad de Colima.  

Comentarios