Marchan pobladores de Chicomuselo; exigen justicia por caídos hace 20 años

lunes, 12 de enero de 2015
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- A 20 años de la represión policiaca, alrededor de tres mil pobladores del municipio de Chicomuselo realizaron una marcha para exigir justicia y recordar a sus tres compañeros muertos. En la plaza central de esa localidad, los manifestantes improvisaron un templete y, uno a uno, los oradores recordaron aquel fatídico día en que fueron desalojados de la alcaldía, con un saldo de tres compañeros muertos y una veintena de heridos. Las viudas e hijos de quienes perdieron la vida en aquella ocasión colocaron un altar frente al templete y colgaron las fotografías de las víctimas, así como flores y frutos que se producen en la región. “Hoy estamos aquí para rendir un homenaje a 20 años de la caída de nuestros compañeros en la lucha. Los recordamos con gran cariño, porque ellos ofrecieron sus vidas para que otros vivieran. Murieron físicamente, pero siguen viviendo en cada momento de la historia de nuestra organización y nuestras comunidades”, dijo uno de los oradores, miembro de la Organización Proletaria Emiliano Zapata Movimiento de Liberación Nacional (OPEZ-MLN). Luego nombró a los tres compañeros asesinados: Tomás Velázquez Hernández, Gerardo Lio Méndez y Darinel Recinos Gordillo, quienes, dijo, “vivieron y lucharon con la bandera de la justicia, exigiendo libertad, democracia y una vida más digna para las generaciones venideras. Los tres defendieron su patria y su territorio”. De acuerdo con los manifestantes, hoy más que nunca buscan reivindicar la lucha del pueblo, sobre todo cuando se dan embestidas policiacas y militares, así como del crimen organizado que se confabula con uniformados no sólo para matar, sino hasta para desaparecer a los que protestan. “La situación por la que atraviesa nuestra patria es la pobreza, violencia, crisis económica. La desaparición de 43 estudiantes normalistas en el estado de Guerrero pone al descubierto la telaraña de corrupción de las autoridades con el crimen organizado. El asesinato de mujeres, periodistas y dirigentes sociales en todo lo ancho del país pone al descubierto la complicidad de nuestras instituciones, de los altos mandos de la Policía Federal, el Ejército, la Marina y los partidos políticos con el crimen organizado”, señaló otro de los oradores. Destacó, asimismo, que la organización del pueblo es la única vía para poder defenderse y pelear por mejores condiciones para el pueblo. “La sierra madre de Chiapas es rica en recursos naturales y las empresas transnacionales han puesto los ojos sobre nuestras tierras y buscarán por todos los medios de apropiárselos. Traerán muerte y destrucción. El asesinato del compañero Mariano Abarca es un ejemplo de lo que las empresas mineras pueden hacer, por eso es necesario construir una gran alianza con la Iglesia progresista, con las comunidades y sus autoridades, y con otras organizaciones hermanas que compartan la lucha y sentir de la defensa de la madre tierra”, concluyó.

Comentarios