Detienen a empresario joyero de Iguala

jueves, 15 de enero de 2015
IGUALA. Gro. (apro).- El empresario joyero y dueño del equipo de futbol soccer Cañeros de la división de ascenso, Alfredo Almazán León, fue detenido este jueves en el centro de esta ciudad, durante un operativo realizado por agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO). Almazán León es suegro de Gonzalo Souza Neves, El Uruguayo, quien desde julio pasado, cuando fue detenido en Puebla, se encuentra en prisión, acusado de prestar sus servicios al grupo delictivo Guerreros Unidos, el mismo que está implicado en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. El gobierno federal informó que El Uruguayo asumió el control de la banda criminal afincada en la región Norte de Guerrero y el sur de los estados de México y Morelos, tras la captura del líder fundador del grupo, Mario Casarrubias Salgado. De acuerdo con reportes oficiales consultados por Apro, el próspero empresario igualteco, Alfredo Almazán, fue detenido al interior de su domicilio ubicado sobre la calle Francisco I. Madero en pleno centro de Iguala. Cerca de las 07:00 horas, agentes de la SEIDO desplegaron un impresionante operativo en la zona que provocó terror y sicosis entre los vecinos y las personas que pasaban por el lugar. Enseguida, los uniformados catearon varias propiedades de Almazán León, entre ellas un inmueble que le renta al gobierno estatal donde se alojan las oficinas de la Coordinación Fiscal de la Secretaria de Finanzas y Administración (Sefina), en la Región Norte de la entidad. Luego de cuatro horas, los federales se llevaron detenido a Alfredo Almazán en medio de un convoy resguardado por policías federales y frente a la mirada de decenas de testigos. Hasta el momento, se desconoce la situación jurídica del empresario que tiene varios establecimientos comerciales en el Centro Joyero de Iguala, que de acuerdo al gobierno federal, es propiedad del exalcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, actualmente preso por sus presuntos nexos con el narco y señalado como autor intelectual de la masacre y desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. El empresario igualteco es señalado también como socio de Federico Figueroa, el hermano del cantautor Joan Sebastian, vinculado reiteradamente como Guerreros Unidos. En la pasada edición de la feria de La Bandera, que se realiza a mediados de febrero, la empresa de espectáculos de Federico Figueroa realizó los bailes y jaripeos donde se presentan intérpretes de narcocorridos en el centro deportivo del equipo de fútbol soccer Cañeros, propiedad del empresario Alfredo Almazán, refieren informes oficiales.

Comentarios