Exigen al gobernador de Chihuahua desalojar zonas contaminadas por plomo

lunes, 19 de enero de 2015
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Alrededor de 400 familias del fraccionamiento Rinconada Los Nogales, en esta ciudad, instalaron un plantón permanente frente a palacio de gobierno para exigir al gobernador César Duarte la evacuación inmediata de los colonos que viven en la zona donde se encontraba la Fundidora Ávalos y que está contaminada por plomo y otros metales pesados. Yolanda Franco, una de las coordinadoras del plantón, se quejó de que las autoridades de la Secretaría de Salud (Ssa) estatal los han engañado, pues en un primer momento, apuntó, les ocultaron los estudios realizados a 119 niños del fraccionamiento, que revelaban que varios de ellos están contaminados con plomo. Señaló que posteriormente las autoridades hicieron otros exámenes a los niños, y aseguraron a los padres de familia que habían sido enviados al laboratorio Quest Diagnostic, en Los Ángeles, California, para su análisis. No obstante, cuando les entregaron los resultados desconfiaron de ellos porque no tenían sello ni firma de los químicos que supuestamente realizaron los estudios, además de que se contradicen con las pruebas que algunos padres practicaron a sus hijos de manera particular. El pasado fin de semana, luego de varias manifestaciones, la Ssa, que encabeza Pedro Gerardo Hernández Flores, anunció que hospitalizarían a los niños para que especialistas les practicaran nuevos estudios. "No nos dieron lo que prometieron. No hubo especialistas, sólo les tomaron la temperatura y el ritmo cardiaco cada tres horas”, criticó Yolanda Franco. De acuerdo con los padres de familia, la dependencia no ha propuesto ninguna solución y por ello decidieron plantarse de manera indefinida frente a palacio de gobierno, porque está en juego su salud, la de sus hijos y su propio patrimonio. "Aquí vamos a vivir, cerca del gobernador, porque no vemos resultados. Esta va a ser nuestra casa, y mejor así, porque aquí no está contaminado", dijo Franco, quien informó que sus hijos de 13, 12, 10, ocho y dos años fueron sometidos a exámenes particulares y salieron con microgramos de plomo. "Yo no estoy aquí sólo por mis hijos, sino por todos los niños de la colonia, porque hay unos que presentan signos preocupantes", subrayó. Afuera de palacio de gobierno, los padres instalaron casas de campaña, en una de las cuales colocaron un mensaje que dice: "Estimado gobernador, confiamos en su sensibilidad y en recibir su apoyo para que no continúe el genocidio contra nuestras familias".

Comentarios