"Sí defendimos a estudiantes", revira el rector de la BUAP

miércoles, 21 de enero de 2015
PUEBLA, Pue. (apro).- El rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz, aseguró que la institución sí intervino legalmente para defender a los tres jóvenes detenidos el pasado lunes por manifestarse contra el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Rafael Moreno Valle. Ante las acusaciones de los estudiantes de que la rectoría de la BUAP los dejó solos durante la represión policíaca, Esparza Ortiz dijo que la universidad a su cargo logró que los tres detenidos fueran liberados sin cargos, aun cuando existía una demanda en su contra por secuestro de camiones. “Tal vez fue el espíritu santo el que intervino para que no procediera ningún cargo penal”, reclamó en tono irónico e insistió en que los estudiantes de la BUAP sí incurrieron en acciones que pueden ser consideradas delictivas. “Había una demanda por secuestro de autobuses. Si eso no es delito, entonces que me digan qué es. Obviamente los detenidos eran candidatos a cargarles con esta responsabilidad”, refirió. Insistió en que, desde que supieron de la detención de los estudiantes, pidió a la abogada de la Universidad hacerse cargo de la defensa legal. “En el momento que supimos de la detención nos avocamos de inmediato a tratar de intervenir y ver por la seguridad de los jóvenes. Si no lo creen, no importa, no buscamos reconocimiento”, declaró Alfonso Esparza Ortiz. Por el contrario, los jóvenes aseguran que nunca recibieron apoyo de la BUAP, sino que fue la Universidad Iberoamericana (UIA) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) quienes acudieron en su ayuda. El rector de la BUAP aseguró que su administración apoya las movilizaciones estudiantiles de protesta, siempre y cuando se hagan en el marco legal. Por ello, dijo, emitieron el primer comunicado en el que la Universidad se deslindaba de acciones de vandalismo, ya que tenían conocimiento de que los estudiantes tenían programado cometer actos ilegales. “El jueves en su asamblea (estudiantil), ahí están los elementos que lo atestiguan, sus acuerdos fue tomar camiones, tomar instalaciones, fueron diversas acciones violentas y fuera de la ley. Por supuesto no lo vamos a apoyar”, expresó. Pese a sus juicios, recalcó que está abierto al diálogo con los jóvenes que lo acusan de validar la represión en su contra. Y es que el mismo día de las manifestaciones, la UIA emitió un pronunciamiento puntual para recriminar al gobierno por agredir a los jóvenes que participaban en una manifestación pacífica. El rector de la BUAP aclaró: “Nosotros optamos por actuar en vez de entrar a una suerte de grilla dentro de las redes, preferimos estar más atentos de la solución inmediata de su situación jurídica y de su seguridad, que de ponernos a discutir en redes si estábamos o no interviniendo”. Rosa Isela Ávalos, abogada de la BUAP, hizo segunda al rector al reiterar que había una denuncia contra los estudiantes por secuestrar camiones y que la intervención legal de la Benemérita fue para que los liberaran de los cargos. Los estudiantes aseguraron que el traslado en camiones urbanos hasta las cercanías del lugar donde se realizó el acto presidencial fue en acuerdo con los choferes y mediante el pago del pasaje respectivo de cada uno.

Comentarios