Desaparecidas, dos de las 15 víctimas de accidente carretero en Sonora

viernes, 23 de enero de 2015
CIUDAD OBREGÓN, Son. (apro).- Dos de las víctimas mortales del accidente carretero ocurrido ayer en el kilómetro 44 de la carretera federal México 15, Obregón-Guaymas, se encuentran desaparecidas. Se trata de Lorena Jacqueline Valenzuela Sotelo, de 15 años de edad, y de su hijo Dariel Humberto Felicián Valenzuela, de nueve meses. De acuerdo con Lorena Sotelo Apodaca, madre de Jacqueline, en el anfiteatro no encontró a su hija ni a su nieto. "Entre mis papás y yo revisamos cada uno de los cuerpos y no encontramos a nuestros familiares; incluso faltan cuerpos, porque si hay seis sobre una mesa, cuatro más en el suelo y tres por un lado, suman 13 y faltan dos", detalló. La familia Valenzuela Sotelo arribó esta madrugada a Ciudad Obregón, proveniente de Ahome, Sinaloa, y de inmediato se trasladó al kilómetro 44 de la carretera federal México 15, Obregón-Guaymas, donde ocurrió el accidente. Esperan una respuesta oficial sobre los resultados de las pruebas de ADN que las autoridades practicaron a los cadáveres. A través de un comunicado, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) informó que los cuerpos de las víctimas se encuentran en el Centro Integral de Procuración de Justicia de Ciudad Obregón. Hasta el momento, dijo, se han presentado 11 familias para reclamarlos ante el agente del Ministerio Público del Fuero Común. Señaló que ahí se están tomando las muestras de sangre a los familiares con el fin de realizar pruebas comparativas de ADN para obtener perfiles genéticos que permitan establecer el parentesco con las personas fallecidas en el accidente. Sin embargo, dos de los cadáveres rescatados no aparecen, según los familiares. Sobre las personas lesionadas, cuatro de las 25 aún permanecen hospitalizadas. Una de ellas es Cristina Gastelum Montes, quien es atendida en el hospital San José. El estado de salud de la mujer fue reportado como grave. En el Hospital General de esta ciudad se encuentran Agustín Heriberto Rubio González, de 28 años de edad, y Héctor Fernando Araujo Aguilar, de 60, ambos con heridas leves, y en el Seguro Social está internada María Teodomira Gámez Félix, de 44 años de edad, cuyo estado de salud se reporta estable. Por otra parte, se informó que el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, instruyó al procurador de la entidad, Marco Antonio Higuera Gómez, y a funcionarios de la Unidad de Atención a Víctimas del Delito, que se trasladaran a esta ciudad para apoyar a los familiares de las personas que murieron en el accidente, así como a los lesionados. No obstante, las familias de las víctimas aseguraron que hasta ahora sólo se les han acercado "los buitres de las funerarias". El choque entre un autobús de pasajeros y una camioneta de carga ocurrió la madrugada de ayer en el kilómetro 44 del tramo carretero Obregón-Vícam. Alrededor de las 3 horas, el camión de pasajeros, con placas federales 442 HX9 del Servicio Público Federal, impactó por alcance a una camioneta Dodge Ram placas UVC 21832 de Sonora, conducida por Manuel García Barrera, quien perdió el control y se salió de la carretera, donde vació el cargamento de calabazas que transportaba. La unidad, propiedad de la firma Transportes Internacionales de Mochis (TIM) con sede en Sinaloa, que iba en dirección a Tijuana, Baja California, derrumbó un muro de contención de un pequeño puente luego de la primera colisión, después cayó y finalmente se incendió. El último en abandonar la unidad fue el conductor de relevo que a esas horas se encontraba dormido en el pequeño camarote. En el operativo de rescate participaron agentes de la Policía Federal Preventiva, Ejército mexicano, y elementos de la Unidad Estatal de Protección Civil y de la Procuraduría estatal.

Comentarios