En Querétaro, policías le revisan hasta los tenis por fumar pipa

viernes, 23 de enero de 2015
QUERÉTARO, Qro. (apro).- Elementos de la Policía Estatal fueron exhibidos en un video en el momento de catear a un profesor universitario por el sólo hecho de portar una pipa. Los uniformados revisaron su mochila, bolsas de su pantalón, cartera y hasta los tenis. El académico Luis Hurtado expuso que él y su hermana criticaron a un agente por estar a la sombra con su teléfono móvil en mano, mientras una anciana casi resultó arrollada por un particular. El afectado explicó que sus cuestionamientos fueron escuchados por el uniformado, identificado como Luis Alberto Pérez, mismo que metros adelante dio alcance a la pareja y comenzó lo que llamó una “revisión de rutina”. Primero fue la mochila del profesor universitario, siguió su cartera, las bolsas de su pantalón, e incluso el oficial solicitó que se quitara los zapatos tenis, no sin antes insistir en preguntarle si portaba algo “comprometedor”. Al lugar llegaron otros oficiales quienes también revisaron las pertenencias de la hermana de Luis, quien grabó con su teléfono lo ocurrido. Hurtado, profesor de la Universidad Cuauhtémoc, es de piel morena y está tatuado, aparte de que gusta de fumar en pipa, esto último fue el pretexto policiaco para detenerlo a él y a su hermana. --Es un abuso de poder porque ven a uno con tatuajes y con cierta forma de vestir y a ustedes se los convierte en rutina. Dígannos ¿cuáles son los elementos reales por los que nos detuvieron? --reclamó Luis a un oficial. --Te voy a explicar, venías fumando con tu pipa --respondió el oficial. Sin embargo, Luis Hurtado expuso a Apro que el problema en realidad se derivó de las críticas al oficial por lo ocurrido con la anciana, debido a que su hermana –quien esperaba al docente en ese punto– pudo percatarse que el oficial llevaba cerca de 15 minutos bajo la sombra. Luego de la llegada de más agentes, la hermana de Luis expuso lo ocurrido con la anciana y su molestia porque el oficial Luis Alberto Pérez estaba entretenido manipulando su teléfono móvil, en lugar de hacer su trabajo. Al respecto, el oficial respondió, en un primer momento, que no tenía por qué dar explicaciones, aunque terminó por admitir que sí revisaba su celular, pero se excusó en que se trataba de su teléfono privado. “Haciendo uso de mis megas, de mi dinero, estaba revisando los reportes de carros robados”, justificó. Ambos hermanos, que trabajan de manera activa en algunas organizaciones sociales en la entidad, fueron retenidos durante varios minutos, aunque después los agentes les permitieron retirarse. Luis Hurtado informó que, además de difundir lo ocurrido, analizan presentar una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos en la entidad.