Ofrece disculpa y sale libre agresor de la reportera Karla Silva

viernes, 23 de enero de 2015
SILAO, Gto. (apro).- Luis Gerardo Hernández Valdenegro fue liberado de manera condicional, luego de ofrecer disculpas a la reportera Karla Silva Guerrero y a su compañera Adriana Palacios en el juzgado de oralidad de Silao. “Les ofrezco una disculpa a las aquí presentes, las señoritas. Es todo”, dijo minutos antes de que el juez aceptara otorgarle la libertad condicional por su participación en el ataque contra ambas mujeres. Hernández Valdenegro entregó a la fiscalía una declaración firmada en la que confirma que el alcalde Benjamín Solís Arzola y el exdirector de Seguridad Pública, Nicasio Aguirre, lo contrataron junto con Joaquín Osvaldo Valero y Samuel Ornelas para agredir a Karla Silva el 4 de septiembre anterior en la oficina del El Heraldo, donde ella es corresponsal para cubrir la información del gobierno municipal de Silao. Y hoy mismo Luis Gerardo fue liberado luego de aceptar un juicio abreviado en el que admitió su participación en los hechos a cambio de la reducción y beneficios de la sanción que recibiría. Pese a que desde la primera audiencia la fiscal Yolanda Ramírez Domínguez mencionó otros procesos penales contra Luis Gerardo Hernández por delitos como robo calificado, hoy el juez José Luis Argüello Uribe dijo haberle dictado esta sentencia mínima y con beneficios, porque a él la fiscal no le mencionó los supuestos antecedentes, así que lo trató como a un primo delincuente. “Ignoro si usted tiene antecedentes y no puedo presumir en perjuicio suyo. Tampoco tengo datos de que haya tenido un mal comportamiento en los tres años anteriores, por ello debo otorgarle los beneficios”, dijo el juez Argüello, mientras la fiscal de la PGJE guardaba silencio y se decía conforme. Así, con borrón y cuenta nueva debido a las características del nuevo sistema procesal acusatorio, Luis Gerardo Hernández ofreció disculpas a Karla Silva y a Adriana Elizabeth Palacios por haber irrumpido en la oficina de El Heraldo en la tarde del 4 de septiembre pasado junto con sus cómplices Joaquín Valero y Samuel Ornelas. Así, también con una disculpa libró el haber sacado una navaja con la que amagó a Adriana, mientras Samuel golpeaba a Karla, y el haber dirigido toda la operación, incluyendo el robo de la computadora de la reportera, los celulares de ambas y la cámara propiedad del diario. Además, el juez Argüello accedió a imponer una multa que solicitó la fiscal y que fue depositada este mismo viernes por la hermana del responsable: mil 466 pesos con 71 centavos, equivalentes a 23 días de salario mínimo. Al justificar la sentencia, Argüello Uribe dijo que la pena que solicitó la fiscal Yolanda Ramírez (dos años y tres meses de prisión) estaba por debajo del mínimo del grado de culpabilidad de Luis Gerardo. “Usted no tiene una culpabilidad mínima, todas las circunstancias me llevan a considerar una pena mayor, pero la sanción fue consensuada entre las partes mediante el acuerdo del procedimiento abreviado, y yo debo apegarme a ello”, agregó el juez dirigiéndose al acusado. José Luis Argüello resaltó en su resolución el daño psicológico causado a ambas mujeres por la agresión; la cicatriz permanente en el rostro de Karla y la forma en que le fue causada, “mediante golpes que incluso se le dieron cuando ella ya se encontraba tirada en el piso”; las amenazas que afectaron la tranquilidad de Karla y Adriana “en un grado significativo”, y la coautoría dolosa de Luis Gerardo Hernández. “Hubo intervención de terceros, verdaderos instigadores, que motivaron a la conducta del acusado… no es más que el pago prometido lo que se afirma motivó al acusado a actuar de la forma en que lo hizo junto con los otros. La intimidación era uno de los propósitos fundamentales de la conducta”, explicó el juzgador. Sin embargo, “hubo un grado importante de temeridad al no importarle la circunstancia de acudir a cometer la agresión” a la oficina de un periódico en pleno día y en el centro de la ciudad”, señaló el juez Argüello Uribe. Al salir de la audiencia, la hermana de Luis Gerardo confirmó que éste entregó a la fiscalía que representa a Karla un escrito en el que declara cómo fue contratado por Nicasio Aguirre, exdirector de Seguridad Pública, y éste a su vez atendió órdenes del alcalde Benjamín Solís. Por su intervención, Nicasio Aguirre recibiría 500 mil pesos, de los que ofreció 5 mil a cada uno de los tres responsables de consumar la agresión a Silva Guerrero. No obstante, María Loreto Hernández aseguró que llevaría a su hermano ante la PGJE para pedir que se les otorgue protección, pues temen alguna represalia o acción de parte del alcalde priista. “No vamos a andar tan confiados por el peligro. Temor por el alcalde, que por ahí vaya a venir el golpe”. A la sentencia de dos años y cinco meses, que Luis Gerardo cumplirá en libertad, se le restarán los cuatro meses que éste ya estuvo recluido en el penal de Irapuato, donde permanecen sus cómplices Samuel Ornelas, Joaquín Osvaldo Valero y el director operativo de la Policía Municipal de Silao, Jorge Alejandro Fonseca.

Comentarios