Sale de prisión opositor a Gasoducto Morelos

viernes, 23 de enero de 2015
SAN PEDRO CHOLULA, Pue. (apro).- Tras nueve meses en prisión, esta noche fue liberado el activista Juan Carlos Flores, vocero del movimiento opositor a la construcción del Gasoducto Morelos, luego de que un juez federal le otorgara un nuevo amparo. Al salir de prisión, el activista anunció que mantendrá su lucha por la libertad de otros presos de Puebla, que al igual que él perdieron su libertad por luchar por la autonomía de los pueblos y en defensa de causas sociales. “Hago un llamado para mantenernos unidos, necesitamos una reforma completa y legal del estado, necesitamos una verdadera democracia que no tenemos; salgo muy esperanzado con la fuerza de la gente del campo y la ciudad para lograr más cosas”, declaró. Flores mencionó que está comprometido en luchar por la libertad de 18 presos políticos de Puebla, ocho que están en el penal de San Miguel y diez de Cholula, entre ellos Adán Xicale Huitle, Paul Xicale Coyopotl, y los hermanos Primo Manuel y Albino Tlachi Valencia, quienes fueron encarcelados por oponerse a la construcción de un parque turístico en la zona de la Gran Pirámide. El amparo 707/2014 fijaba como plazo el jueves 22 para que el juzgado penal de Cholula emitiera una nueva resolución en torno a la situación jurídica de Flores Solís, ya que su permanencia en prisión carecía de motivación y fundamento. Luego de pedir una ampliación del plazo, el juzgado de Cholula emitió este viernes el auto de libertad para el activista, quien estaba en prisión desde el 7 de abril pasado acusado de los delitos contra infraestructura hidráulica, motín, despojo y extorsión, aunque después se le abrieron otros dos juicios más. El abogado José Antonio Lara Duque, presidente del Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”, aclaró que la salida de Flores Solís fue en razón de la defensa legal y no por acuerdos con las autoridades estatales que, por el contrario, trataron de alargar la liberación del activista, pese a que no había pruebas en su contra. Ya en septiembre pasado la justicia federal había otorgado dos amparos a Flores Solís, quien fungía como vocero del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y la Tierra (FPDAT), al quedar demostrado que no estuvo presente en los supuestos hechos vandálicos que le imputaban. Desde un principio su detención se ha relacionado por su activismo en contra de la construcción del Gasoducto Morelos, pues coincide con la aprehensión de otros dos opositores a megaproyectos, como la comisariada Enedina Rosas y el líder campesino Abraham Cordero. Juan Carlos Flores anunció que en especial mantendrá la lucha para lograr la libertad absoluta de la campesina Rosas Vélez, también opositora al gasoducto, quien se encuentra en arraigo domiciliario en la comunidad de San Felipe Xonacayucan. De hecho, la libertad de Flores Solís tendría que tener una incidencia en la libertad de Rosas, ya que ambos fueron acusados por un ejecutivo de la empresa italiana Bonatti del robo de dos celulares, pero en el caso del activista se pudo comprobar que el testimonio en su contra era falso. Con una copia certificada de una minuta oficial, se confirmó que Juan Carlos Flores estuvo justo el día de esos hechos y a la misma hora del supuesto robo de los celulares –7 de marzo de 2014-- en una reunión con funcionarios de la Secretaría General de Gobierno del estado. En otro amparo que se había concedido al activista, el juzgado federal había reclamado al juez de Cholula que no tomara en cuenta las pruebas que demostraban que Flores Solís tampoco había estado presente en la supuesta toma de pozos de agua Acuexcomac, que fue la primera acusación por la que fue detenido. Tras el otorgamiento de los dos amparos, Flores Solís debió salir de prisión desde septiembre, pero su liberación se retrasó por los recursos que interpusieron los ministerios públicos Federal y estatal, aunque finalmente el juzgado federal resolvió de nueva cuenta a favor del activista. “La cárcel no es para que nosotros tengamos miedo de la represión del gobierno; al contrario, lo que debemos hacer es mantenernos firmes, coherentes y avanzar en nuestras comunidades”, manifestó Flores Solís al salir del penal, donde lo esperaban sus familiares e integrantes del FPDAT. “Como Frente de Pueblos pedimos que los organismos nacionales e internacionales que nos apoyaron para recuperar mi libertad, también se pronuncien por una democracia y respeto a las garantías de los pueblos”, puntualizó.

Comentarios