En desangelado acto, el PRI registra a su candidato en Campeche

domingo, 25 de enero de 2015
CAMPECHE, Camp. (apro).- En una desconcertante "fiesta democrática", en la que el desánimo de la concurrencia, nutrida eso sí, fue más que pronunciado, el presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz dictó hoy "la consigna" a los priistas campechanos de cerrar filas para catapultar al diputado federal Alejandro Moreno Cárdenas, su candidato "de unidad", a la gubernatura. Tras largas semanas de negociaciones, en que ninguno de los grupos que están detrás de los cinco que aspiraban a la candidatura cedía en favor de los otros, y las confrontaciones entre los equipos subieron de intensidad, el PRI presentó ayer en la capital del país a Moreno Cárdenas como el elegido. Y hoy, día fijado en la convocatoria para el registro de aspirantes, abriéndose paso entre la muchedumbre, Moreno Cárdenas se presentó a las 12:30 horas a la sede estatal de su partido para cumplir el protocolo de registro. De inmediato le fue resuelta la aprobación de su candidatura. Pasadas las dos de la tarde, cerrado el plazo, Moreno Cárdenas acudió a recibir a Camacho Quiroz, quien vino a Campeche acompañado por la secretaria general del CEN priista, Ivonne Ortega Pacheco, para respaldar la designación. Durante la espera, un joven animador se desgañitó infructuosamente tratando de motivar a la gente, que aunque estoicamente esperó horas bajo el sol, no mostró entusiasmo a la hora del mitin. "¡¡¡¡¿Dónde está ese ánimo Campeche?!!!", gritaba, pero sólo respondían las personas colocadas más cerca del entarimado. La inmensa mayoría sólo observaba. Al quite entró Gonzalo Brito, exsecretario técnico del CDE y operador político de Moreno Cárdenas. Tampoco pudo despertar el entusiasmo de la concurrencia. Casi cuarenta minutos después, el precandidato reapareció en el templete acompañado de los dos dirigentes, así como los senadores Raúl Pozos Lanz y Oscar Rosas González y la alcaldesa Ana Martha Escalante Castillo, quienes declinaron en su favor. El coordinador Nacional Antisecuestros, Renato Sales Heredia, el cuarto aspirante, ya esperaba a Moreno Cárdenas en el templete en el que, en lugar de los representantes de los sectores y organizaciones, reaparecieron los exgobernadores Antonio González Curi y su esposa la diputada federal Elvia Pérez Escalante; Jorge Carlos Hurtado Valdés, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y Abelardo Carrillo Zavala, quien adusto observaba la situación. Ni la llegada de Camacho Quiroz y Ortega Pacheco, quien también se mostró excesivamente seria, incitó al jolgorio. "Como resultado de este proceso que se llevó a cabo en los mejores términos con actitudes caballerosas, con urbanidad política, siempre con respeto y actitud sumadora hoy el precandidato de la unidad es, con el apoyo del priismo comprometido de Campeche, Alejandro Moreno a quien le damos una ovación apretada", pidió el líder nacional de los priistas. Apenas una minoría le hizo eco. "La consigna de hoy en el PRI de Campeche es la unidad", dictó entonces, y, suavizó: "pero la unidad no la puede decretar nadie, no es una fórmula protocolaria. La unidad es decisión de gente libre, se construye con sentido de responsabilidad, con generosidad y con confianza unidad activa pero también efectiva que no sólo queremos que así empiece hoy en este evento de familia priista, queremos que se prolongue en la campaña y después en la campaña, porque el protagonista exitoso en este proceso electoral es el ciudadano que quiere vivir mejor y nosotros en familia lo vamos a conseguir", insistió. Reconoció que requieren "mucho trabajo, muchos planteamientos, muchos compromisos y una gran capacidad para escuchar" y pidió a los priistas ayudar a Moreno "a hacer el plan de campaña y el proyecto de gobierno". De nuevo obtuvo una débil respuesta. "....y lo tiene que hacer porque vamos bien, vamos bien porque estos años hemos tenido un político que aunque tiene origen priista, ha sabido servir y responder a la comunidad campechana completa", dijo en alusión al gobernador Fernando Ortega Bernés. Pero la mención del mandatario, quien no asistió al evento, también fue escuchada con indiferencia por la inmensa mayoría, lo mismo que cuando pronunció el nombre del presidente Enrique Peña Nieto, "alguien que por convicción se apega y se somete a la ley". Y se despidió con un nuevo llamado a la unidad partidista en torno a la candidatura de Moreno Cárdenas, porque "las grandes obras de la vida siempre son obras en equipo, siempre trabajo en familia, y este que es el inicio de un proceso complejo que empieza con el pie derecho, pisando fuerte en terreno seguro, juntos no nos gana nadie". "Ustedes van a escribir una página gloriosa en la historia contemporánea de Campeche, porque la política se diseña con la cabeza, pero se hace con el corazón, así las cosas, sólo termino diciéndoles que vamos a mantenernos cerca de Alejandro, de las candidatos y candidatas del PRI", concluyó. Luego tocó el turno al micrófono a Moreno Cárdenas --quien a medio discurso destacó la llegada del exgobernador oaxaqueño José Murat Casab, uno de sus impulsores--, pero la mayoría de los asistentes se mantuvo en su desánimo. El precandidato agradeció a los otros cuatro aspirantes su declinación y aunque la ovación para ninguno tampoco fue estruendosa, en el caso de Pozos Lanz fue un poco más sonora, por lo que tuvo que levantar el brazo a Moreno como una señal para su gente de que ahora los aplausos deben ser para él. Con un apagado grito de "¡unidad, unidad!" se dio por terminado el evento.

Comentarios