Graco y su gabinete transparentan sus bienes

lunes, 26 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y los 85 integrantes de su gabinete ejecutivo y de organismos desconcentrados publicaron hoy su declaración patrimonial en los que incluyen los nombres de sus esposas e hijos, las direcciones de algunos de sus bienes y el valor económicos de éstos. A diferencia del presidente Enrique Peña Nieto y del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, el mandatario morelense reportó en su declaración el número de bienes que posee y el valor de los mismos. También reveló la ubicación y lo único que llamó la atención es que declaró que no posee ningún auto propio. Toda la información patrimonial se puede consultar en la página de internet de gobierno del estado. Se trata del patrimonio de 69 secretarios, subsecretarios y coordinadores del gabinete estatal y 16 directores de organismos desconcentrados, descentralizados y fideicomisos, según lo anunció en su conferencia semanal, en Casa Morelos. El funcionario aclaró que la ley y los formatos electrónicos vigentes permiten a los funcionarios reservar cierta información, sin embargo se acordó abrirla para su conocimiento público. “Quienes estamos aquí reunidos hemos renunciado a ese derecho y hacemos públicos nuestros ingresos, nuestros gastos, nuestras propiedades. No hay nada que esconder, todo está a la vista del ciudadano”, aseguró. De acuerdo con lo publicado –con sellos de la Secretaría de la Contraloría del estado, fechado el pasado 22 de enero-- Graco Luis Ramírez Garrido Abreu declaró un ingreso anual neto de un millón 200 mil pesos como gobernador de Morelos. En ceros declaró otros ingresos por venta de bienes muebles e inmuebles o por inversiones, así como por el ingreso anual de su cónyuge, Elena Cepeda. Además, dijo no tener adeudos, aunque sí otros gastos en el rubro de “manutención, renta, etc”, por 580 mil pesos. Ramírez Garrido Abreu publicó su domicilio conyugal en la colonia Reforma de Cuernavaca. Como parte de sus bienes muebles –rubro de joyas, bienes santuarios y obras de arte-- dijo tener dos, aunque no especificó de qué tipo, por un valor de dos millones de pesos que pagó a crédito. El gobernador aseguró que no tiene vehículos propios. Sobre sus bienes inmuebles, dijo ser dueño de dos departamentos en la colonia Polanco, en el DF, con valor de 5 millones 261 mil pesos y 2 millones 140 mil 102 pesos adquiridos en el 2009 y uno más en Acapulco, Guerrero, valuado en 8 millones 28 mil pesos comprado en el 2012. También informó que tiene una casa en Morelos con valor de 8 millones de pesos. Negocios, inversiones en dólares y más En las declaraciones de los miembros del gabinete –que se puede consultar en la liga http://morelos.gob.mx/declaraciones-patrimoniales-publicas/*--, los funcionarios públicos mencionaron sus domicilios particulares, en algunos casos los nombres de sus cónyuges, hijos y padres; la propiedad de terrenos con su valor y extensión, así como casas y departamentos no sólo en Morelos, sino en el DF –en colonias pudientes como Polanco, Del Valle y Lomas de Chapultepec-- y otros estados de la República. También informaron de sus adeudos, inversiones en bancos, incluidos sus números de cuenta, vehículos suyos y e sus cónyuges con su respectivo número de placa y motor, y hasta sus negocios, como en el caso del secretario de Gobierno, Matías Quiroz, quien dijo tener un consultorio médico en Tlaltizapan, donde fue presidente municipal antes de ocupar el cargo actual en el gobierno de Morelos. En la lista existen casos que llaman la atención por la cantidad de propiedades y su valor económico. Por ejemplo, la secretaria de Hacienda, Adriana Flores Garza, declaró tener dos automóviles y uno más a nombre de su esposo, y un departamento en la colonia Del Valle, delegación Benito Juárez en el DF, con valor de 500 mil pesos. Sin embargo, lo que destaca en su declaración son las nueve cuentas de ahorro, crédito y de inversión que tiene en distintas instituciones bancarias del país. El fiscal general del estado, Rodrigo Dorantes Salgado, es otro caso. En su reporte aseguró tener una remuneración neta anual de un millón 458 mil 450 pesos --es decir, poco más de 258 mil pesos más que el propio gobernador estatal--, además de dos cuentas en dólares en bancos de Estados Unidos. José Enrique Félix Iñesta y Monmany, secretario de la Contraloría, reportó ser dueño de tres empresas: un despacho de contabilidad y dos consultorías, una de ellas corporativa. Rafael Gómez Olivares, secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, aseguró que tiene una remuneración neta anual de 973 mil 638, pero cuenta con “otros ingresos anuales” que ascienden a 4 millones 79 mil 50 pesos por concepto de “Ahorro del Fondo para el Retiro del Gobierno Federal y de la pensión mensual”.

Comentarios