Familia de Ures padece secuelas por contaminación de los ríos Sonora y Bacanuchi

martes, 27 de enero de 2015
URES, Son. (apro).- En agosto pasado, después del derrame de desechos tóxicos de la minera Buenaventura del Cobre (de Grupo México) en los ríos Sonora y Bacanuchi, Reyna Valenzuela y su familia ya no saben qué hacer ni a quién acudir para que los atiendan de los problemas que presentan en la piel por el contacto con el agua contaminada. A pesar de que desde hace tres meses y medio ella y los tres integrantes de sus familia –dos menores y un adulto-- han visitado un sinnúmero de farmacias y clínicas, incluido el lujoso Centro Médico Cima, ningún médico ha logrado atenuar sus males, por lo que pidieron al Fideicomiso que preside Rodolfo Lacy Tamayo, que se les proporcione la atención médica que requieren. Reyna refiere que en la clínica itinerante conocida con el nombre de "Burbuja de la salud", a cargo del gobierno estatal, les diagnosticaron “alergia” a los perros. Desalentada, dice: “Nos han dado de todo tipo de cremas, ya nos hicieron pruebas para definir si no teníamos alergia, lepra o intoxicación por alimentos y todas resultaron negativas”. En el último examen al que se sometieron con la doctora Alba Borbón Armenta, cédula profesional 4011532, les diagnosticaron un padecimiento dermatológico crónico, cuyo síntoma es un prurito inmenso y casi constante que, en las partes afectadas causa deformidad por inflamación. Las zonas corporales más dañadas son: espalda, pecho, extremidades bajas y genitales. La especialista en dermatología recomendó practicar biopsia de lesiones, examen de sangre, pruebas a las aguas de uso en el hogar y medicamentos sintomáticos. Para enfrentar estos padecimientos, la familia Valenzuela, integrada por Román, de 10 años; Gladis Fernanda, de 11; Reyna, de 35, y Carmen de 53, empeñaron joyas y se deshicieron aparatos electrónicos que a la fecha contabilizan 15 mil pesos en pérdidas. "Responsabilizo de lo que me pase a mí y a mi familia a Grupo México, a la mina Buena Vista del Cobre, por contaminar nuestro río y a las autoridades federales que no nos han atendido como es debido en estos casos de urgencia", dice. El coordinador de los delegados federales para atender la contingencia en el río Sonora, Adolfo García Morales, dijo que el comité técnico del Fideicomiso ya fue notificado; en breve, personal de la Secretaría de Salud procedente de la Ciudad de México los atenderá y este martes se programó una cita con un dermatólogo.