Arrojan bombas molotov a instalaciones de El Heraldo de Córdoba

jueves, 29 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La madrugada de este jueves la prensa veracruzana vivió otro hecho de violencia al ser atacadas con bombas molotov las instalaciones del diario El Heraldo de Córdoba. El incidente ocurre tres días después de las agresiones que sufrieron trabajadores de El Buen Tono, otro periódico que circula en la región. De acuerdo con los primeros informes, los artefactos explosivos sólo causaron daños en la fachada del edificio localizado sobre la calle 10 avenida 11, en la colonia San José. Tras los hechos y como una medida de precaución, los directivos del diario pidieron apoyo de la policía para revisar el perímetro de la zona para descartar que hubiera más explosivos en los alrededores. En redes sociales, la directora editorial del diario, Daniela Jácome, precisó que el ataque se registró aproximadamente a las tres de la mañana, cuando el personal ya se había retirado. Dijo que hasta el momento se desconoce a los autores del atentado, pero recordó que desde el 30 de octubre del año pasado formuló una denuncia ante el Ministerio Público por amenazas sufridas en ese tiempo. “Exigimos a las autoridades resolver el caso y no minimizar los hechos que acabamos de sufrir”, escribió Jácome en su cuenta de Facebook. Hace tres días el diario El Buen Tono denunció que su personal de circulación recibió ataques y amenazas de policías municipales y grupos armados. El 11 de agosto del año pasado, el periodista Octavio Rojas Hernández, corresponsal de ese periódico en el municipio de Cosolapa, Oaxaca, fue asesinado en su domicilio. El crimen de Rojas ocurrió a poco menos de 48 horas después de que el diario publicó una nota periodística sin firma, pero fechada en Cosalapa, Oaxaca, en la que se informaba del decomiso de 16 mil litros de combustible robado que se encontró en tres camionetas propiedad del director de la Policía Municipal de Cosalapa, Fermín Vanegas Fernández.