PRI colimense muestra su descontento por imposición de candidato "de unidad"

sábado, 31 de enero de 2015
COLIMA, Col. (proceso.com.mx).- Entre muestras de descontento y división, el presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, acompañó al subsecretario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) José Ignacio Peralta Sánchez, a su registro como precandidato “de unidad” a la gubernatura del estado. En un acto masivo realizado frente a la sede estatal del PRI, resonaron las consignas de “¡Fede… Fede… Fede…!” surgidas desde un sector del público en alusión al presidente municipal de Colima, Federico Rangel Lozano, quien de acuerdo con diversas encuestas contaba con mayor respaldo de los militantes que Peralta Sánchez. De inmediato, otros grupos de priístas trataban de neutralizar esas manifestaciones coreando “¡Unidad, unidad, unidad” o el nombre del precandidato ungido desde la ciudad de México: “¡Nacho, Nacho, Nacho!”. Pese a que César Camacho destinó buena parte de su discurso a convocar a la unidad de los priístas en torno a José Ignacio Peralta, y a que este último ofreció un proyecto “incluyente”, las mayores ovaciones fueron para Federico Rangel cuando su nombre era mencionado por los oradores. El dirigente del PRI refrendó el respaldo del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) a la precandidatura de Peralta e invitó a los sectores, organizaciones y a la estructura territorial del PRI a “jalar parejo con Nacho” y a “aprovechar intensamente este periodo de precampaña para amacizar su propuesta, para que forme su plataforma escuchando a quienes conocen porque padecen los problemas y no se van a equivocar”. Refirió que Ignacio Peralta “merece una oportunidad” porque “va a convertir los planteamientos ciudadanos en plataforma electoral y después en un promisorio gran desarrollo para Colima”. Camacho Quiroz reconoció en su discurso que el reto electoral “no pinta fácil”, por lo que indicó que el reto de Peralta es llevar a cabo un ejercicio de inclusión en el que se incorpore y se tome en cuenta a los nueve personajes que aspiraron a la candidatura a gobernador y no fueron seleccionados. “Sabemos que si queremos triunfar debemos merecérnoslo, debemos jugar muy derecho, para que vayan las y los mejores en las planillas de los diez ayuntamientos el PRI y en las fórmulas de candidaturas al diputados locales”, advirtió. Según el líder del tricolor, este partido vive “un episodio brillante de la vida política de Colima, producto de un proceso interno que ha desplegado el PRI, del cual ha salido unido”. En el acto, en el que Camacho Quiroz entregó a Peralta Sánchez la constancia del registro de su precandidatura —cuyo dictamen minutos antes había anunciado el presidente de la Comisión Estatal de Procesos Internos, Miguel Chávez Michel—, estuvieron presentes el dirigente nacional del Partido Nueva Alianza, Luis Castro Obregón; la secretaria general del CEN del PRI, Ivonne Ortega Pacheco; el presidente estatal del PRI, Francisco Ánzar Herrera, y los nueve aspirantes a la precandidatura: Mely Romero, Itzel Ríos, Arnoldo Ochoa, Carlos Cruz, Nabor Ochoa, Rafael Gutiérrez, Rogelio Rueda, Enrique Rojas y Federico Rangel. En su intervención, José Ignacio Peralta aseguró que a partir de hoy inicia una nueva etapa en la historia del priismo colimense, para construir “un sueño en el que todos tendrán cabida”. Se refirió en términos elogiosos hacia sus compañeros que junto con él buscaron la precandidatura y dijo que “representan distintas esperanzas que no se deben de agotar, sino que se deben de renovar en una gran alianza en beneficio de Colima”. Se comprometió a dedicar toda su capacidad, disposición y entusiasmo para cumplir los acuerdos que se construyan juntos. Al concluir el acto, cientos de seguidores de Federico Rangel subieron el volumen a sus expresiones de respaldo, con gritos y consignas, mientras él caminaba repartiendo abrazos y besos, además de tomarse fotografías con sus simpatizantes. “¡Que se registre… que se registre… que se registre…”, coreaban mientras el alcalde de Colima —cuyas aspiraciones se quedaron en el camino— se dirigió hacia la salida por el centro de una valla. —¡Regístrese como precandidato, nosotros lo apoyamos! —le insistían seguidores a su paso, pero el sólo respondía diciendo gracias. En breves declaraciones ante los reporteros, mientras grupos priístas repetían porras con su nombre, Rangel expresó su felicitación a Ignacio Peralta y le auguró el mayor de los éxitos. “Ahí estamos nosotros para aportar lo que nos corresponde: la unidad”. Evadió aclarar si recibió el ofrecimiento de alguna candidatura a cambio de su apoyo a Peralta: “Yo creo que esos temas debe definirlos el partido, no un servidor”. Cuestionado al respecto, negó que hayan quedado resentimientos como consecuencia del proceso interno, pues a su juicio se ha trabajado en conciliación y en unidad. “Es natural —puntualizó— que en un proceso haya apasionamientos, pero me queda claro que hay un interés superior, que es el del partido”, añadió.

Comentarios