La CNDH abre queja por conflicto ejidal en Colima

lunes, 5 de enero de 2015
COLIMA, Col. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) abrió una investigación sobre el conflicto en el pueblo indígena de Zacualpan, donde un grupo de habitantes ligado al PRI mantiene tomadas las instalaciones del Parque Ecoturístico “Ojo de Agua”, impidiendo las labores del comité administrador nombrado por la asamblea de comuneros. Dilva Peña Velázquez, integrante del Consejo Indígena en Defensa del Territorio de Zacualpan (CIDTZ), informó que este lunes acudieron a la comunidad dos visitadores de la CNDH, quienes se entrevistaron con una comisión formada por el presidente del Comisariado de Bienes Comunales, Taurino Rincón Lorenzo, y el presidente del Consejo de Vigilancia, Conrado Carpio, entre otros comuneros. Indicó que previamente los representantes del organismo de derechos humanos intentaron llegar hasta “Ojo de Agua”, pero el paso fue bloqueado por miembros del grupo del exdirigente comunal Carlos Guzmán Teodoro, destituido por la asamblea de comuneros por no respetar la decisión de la comunidad, que se manifestó en contra de la explotación de una mina de oro en su territorio. Peña Velázquez indicó que ante los enviados del organismo humanitario, las actuales autoridades comunales narraron los orígenes del conflicto, que primero estuvo centrado en el rechazo a la mina y después se trasladó a los órganos de representación de la comunidad, y ahora al manejo del parque ecoturístico, que representa una significativa suma de ingresos económicos. De acuerdo con el CIDTZ, durante el periodo de Carlos Guzmán como dirigente comunal, nunca se dieron informes sobre el uso de los recursos, y ahora que su lugar lo ocupa una planilla diferente, sus seguidores se niegan a perder el control de la administración de “Ojo de Agua”. Desde hace varios meses el Tribunal Unitario Agrario emitió una resolución en la que determinó que el nombramiento del comité administrador del parque ecoturístico es facultad de las autoridades de Bienes Comunales, quienes en la asamblea del domingo 28 de diciembre pasado sometieron a votación la propuesta del comunero Regino Peña, aprobada por mayoría de votos. Según Dilva Peña, luego de escuchar la explicación del asunto, una de las visitadoras comentó que podría tratarse de “un conflicto interno” que debía ser resuelto mediante el diálogo entre las partes. Sin embargo, Jesús Santos Quirino, uno de los representantes del CIDTZ, manifestó a los enviados de la CNDH que ello no era posible porque ya lo han intentado en varias ocasiones, además de que tanto el gobierno estatal como la Comisión de Derechos Humanos de Colima se han puesto del lado del grupo de Carlos Guzmán. Al finalizar el encuentro, Peña Velásquez sostuvo que los visitadores dijeron que con la información recabada abrirán una queja en la ciudad de México, pero les advirtieron que probablemente no haya una resolución pronto, porque ese tipo de procedimientos son tardados. Los comuneros respondieron que urge la intervención del organismo porque en Colima las autoridades no están tomando cartas en el asunto para que se respete la ley, y se mantiene el clima de tensión en la zona.

Comentarios