Acusan "siembra" de armas a jóvenes detenidos en Cancún

martes, 6 de enero de 2015
CANCÚN, Q. Roo (apro).- La defensa de los cuatro jóvenes detenidos luego de una marcha de protesta por el aumento de las tarifas del transporte urbano señaló que son “presos políticos” y que es un montaje la acusación de que los manifestantes lanzaron bombas molotov al edificio de la representación del gobierno del estado en la zona norte. De igual modo, el abogado Minarcín López Ceballos acusó que fueron “sembrados” los cuchillos y el machete, objetos con los que el Ministerio Público del Fuero Común pretende fincarles a los cuatro detenidos el delito de portación de arma blanca. “No hay ningún indicio, ningún elemento que pruebe que las bombas fueron arrojadas por los jóvenes”, sostuvo en rueda de prensa. Aunque el litigante indicó que sus representados Jorge Castellano, Jesús Rocha, Cristopher Pedraza y Roxana Moreno quedarán libres de un momento a otro toda vez que el MP aceptó otorgarles la libertad bajo fianza. Sin embargo, señaló que cada uno de los detenidos se le fijó una fianza de unos 10 mil pesos. También destacó que el gobierno del estado aún no presentaba cargos por los supuestos daños al edificio de la representación estatal y que los jóvenes sólo eran acusados por portación de arma blanca y ultrajes a la autoridad, que son considerados delitos no graves. Por otra parte, en un comunicado difundido frente de la sede la Subprocuraduría de la Zona Norte del estado, uno de los jóvenes del colectivo Bloque de Autodefensa Cancunense (BAC) sostuvo que la marcha fue pacífica, pero en cambio “unos mil elementos de seguridad pública” vigilaron a los manifestantes” y también “se detectó a personas infiltradas fotografiando a cada uno de los participantes”. Los activistas también acusaron que frente a palacio municipal, que estaba custodiado por granaderos y bomberos, “un provocador comenzó a agredir verbalmente al contingente que protestaba de manera pacífica”. Luego destacaron que los cuatro jueves detenidos fueron arrestados cuando ya había acabado la manifestación. “Siendo aproximadamente las 19:00 horas se retiró el contingente de manera pacífica avanzando sobre la (avenida) Tulum. Rompimos filas a la altura del ADO. Cabe señalar que personas no identificadas como compañeros del colectivo nos siguieron hasta que el contingente rompió filas. Al retirarse hacia sus hogares, cuatro compañeros fueron arbitrariamente detenidos por elementos de seguridad pública, entre ellos una menor de edad”. Por su parte, la Policía Preventiva Municipal (PPM) culpó de los ataques con bombas molotov a los cuatro jóvenes detenidos anoche, tras realizar la marcha en protesta por el incremento de las tarifas del servicio de transporte urbano. Según un comunicado de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito (SMSPT), luego de la movilización la PMM inició un operativo al recibir el reporte a través del 066 de supuestas explosiones en la sede de la representación del gobierno del estado. “En el recorrido de prevención y vigilancia entre la Supermanzana 23, Manzana 1, de la avenida Uxmal con calle Laurel, fueron descubiertos tres hombres y una mujer cuando iban corriendo portando objetos que hacían presumir su participación en el atentado al edificio estatal y, al detenerlos para una revisión de rutina, se les encontró entre sus pertenencias cuchillos, cascos, pinturas, machete, un megáfono y pasamontañas”. Según el reporte, Jorge Castellano tenía en su poder un casco amarillo, un megáfono y un cuchillo; en tanto que Jesús Ochoa portaba una cadena con candado, un cuchillo y una lata de pintura en aerosol. En tanto, Christopher traía un machete y un chuchillo junto con una lata de aerosol y un pasamontañas con forma de una calavera pintada, y Roxana portaba entre sus ropas otro cuchillo. La PPM también refirió que Roxana Moreno tiene antecedentes porque en octubre pasado fue detenida por ingerir bebidas alcohólicas en vía pública, y fue asegurada en la Supermanzana 20. Respecto de las explosiones, la PPM señaló que dos de las molotov hicieron blanco en el acceso principal de la representación del gobierno y una más en el balcón del edificio. En el comunicado, la PM también acusó que los manifestantes, durante su recorrido por la avenida Tulum, estuvieron “gritando consignas e insultando a las autoridades”.  

Comentarios