Cae implicado en ataque incendiario a burdel de Cancún

martes, 6 de enero de 2015
CANCÚN, Q. Roo (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) anunció la captura de uno de los dos autores materiales del ataque incendiario a una casa de citas en el que murieron cuatro mujeres y un travesti. De acuerdo con el subprocurador Carlos Arturo Álvarez Escalera, elementos de la Policía Judicial (PJ) detuvieron anoche a Ian Ulises Madera Alfaro, El Pocho, El Napo y/o El Grande, presunto integrante del Cártel del Golfo, de 27 años, nacido en Puerto Vallarta, Jalisco. De esta manera suman dos detenidos de los cuatro implicados en el ataque al burdel ocurrido la noche del 21 de septiembre; según Álvarez Escalera, se confirmó que el móvil de la agresión fue el cobro de derecho de piso por parte del “grupos de extorsiones” del Cártel del Golfo. El 8 de octubre fue detenido Luis del Carmen Góngora Silvan o Julio Alberto Pineda Silvan, El Máster o El Jocker, de 27 años y originario de Huimanguillo, Tabasco, quien fungió como “halcón” en el ataque. Pero aún están libres un sujeto identificado como René que, junto El Pocho, entró al antro, roció con gasolina el establecimiento y prendió fuego al lugar donde aún se encontraban las víctimas, así como un taxista que llevó a los criminales al burdel. Ian Madera confesó a las autoridades que el ataque se salió de control, y que incluso junto con su compañero sufrió quemaduras. El sujeto fue detenido cuando huía a bordo de un taxi conducido por Miguel Ángel Cámara Gutiérrez, luego de perpetrar el robo en una casa en el fraccionamiento Haciendas del Caribe. Además, de acuerdo con el subprocurador, El Pocho también está implicado en la ejecución de un sujeto identificado como El Tío, cuyo cuerpo fue encontrado en la zona continental de Isla Mujeres con el tiro de gracia. Madera Alfaro también enfrenta cargos por el asalto a una tortillería y estaría implicado en otros 10 robos. El funcionario de la PGJ indicó que Ian Madera participaba en un grupo de extorsionadores a dueños de “giros de riesgo”, entre ellos algunas “casas de masaje”.

Comentarios