Cetegistas destruyen módulo del INE en Guerrero

martes, 6 de enero de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) destruyeron las oficinas del módulo de fotocredencialización del Instituto Nacional Electoral (INE), y refrendaron su advertencia de que no permitirán que se lleven a cabo los comicios en junio próximo. La acción violenta del magisterio disidente se registró luego de que David Delgado Arroyo, vocal de la Junta Local Ejecutiva del INE en la entidad, ordenó la reapertura del módulo de atención ciudadana que permanecía cerrado desde hace un mes. Delgado Arroyo acudió esta mañana a una casa particular habilitada como oficina del INE en la colonia 20 de Noviembre al sur de esta capital, donde ordenó la apertura del inmueble para que se entregara la credencial de elector a ciudadanos que realizaron el trámite desde hace varias semanas. El funcionario electoral señaló que la decisión se tomó ante el reclamo de ciudadanos que exigen la entrega del documento y realizar el trámite correspondiente para obtener esta identificación, obligatoria en diversas dependencias y sucursales bancarias Enseguida, decenas de personas arribaron al lugar para realizar su trámite y horas después, cerca de las 15:00 horas, un grupo de hombres encapuchados que se desplazaban en una patrulla oficial, irrumpieron en el módulo, desalojaron las oficinas y destrozaron equipo de cómputo y documentos oficiales ante la mirada de decenas de trabajadores y ciudadanos. Los inconformes que se identificaron como miembros de la CETEG, reiteraron que van a impedir las labores de los órganos electorales en Guerrero, porque el caso Ayotzinapa sigue impune. Los cetegistas señalaron nuevamente que no hay condiciones para realizar el proceso electoral federal y estatal en Guerrero. Argumentaron que la clase política está coludida con el narcotráfico y reprocharon la indolencia gubernamental en la masacre y desaparición de 43 normalistas registrada hace tres meses en la ciudad de Iguala. Además, hicieron un llamado a las autoridades electorales abstenerse de pretender reabrir las oficinas del INE y el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del estado de Guerrero (IEPC), que fueron clausuradas simbólicamente desde el 8 de diciembre por el magisterio disidente. De lo contrario, advirtieron, van a destruir la documentación y los equipos de cómputo como lo hicieron en el módulo de atención ciudadana del INE y enseguida, los encapuchados se retiraron del lugar y regresaron al campamento que mantienen en la plaza central de Chilpancingo. Por su parte, las autoridades electorales guardaron silencio y hasta el momento no han fijado una postura oficial sobre la destrucción del material electoral y la amenaza del magisterio de boicotear las elecciones.