Nueva ley de austeridad en Jalisco pone fin a bonos y seguros médicos

jueves, 8 de enero de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- La nueva Ley de Austeridad y Ahorro de Jalisco, que entró en vigor el pasado jueves 1, puso fin a los bonos, percepciones extraordinarias y contratación de seguros de gastos médicos para servidores públicos de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial y sus organismos públicos, así como de los 125 ayuntamientos. De acuerdo con la norma, no se permitirá que los funcionarios de segundo nivel o menor grado jerárquico tengan secretarios privados, además de que se restringen los servicios de consultoría y asesoría, lo mismo que la contratación de personal por honorarios. En el tema de salarios, la burocracia deberá ajustarse a las recomendaciones emitidas por el Comité Técnico de Transparencia y Valoración Salarial. Para todas las instancias que reciben dinero del erario, los gastos en publicidad y comunicación por cualquier medio, redes sociales e internet, no podrán rebasar 0.3% del presupuesto total de los sujetos obligados, con excepción de los anuncios por motivo de seguridad pública, salud y protección civil. También se limita el desembolso en servicios profesionales, científicos, técnicos y de asesoría, que no podrá rebasar 0.1% del presupuesto total. Sobre las adquisiciones, arrendamientos y servicios, la ley ordena que se adjudicarán a través de licitaciones públicas, que “sólo podrán autorizarse si el precio es igual o menor al precio de mercado de mayoreo, considerando la calidad, garantías y servicio”. Respecto del uso de los servicios de telefonía (fija y móvil), se regula mediante un tabulador de cuotas que determina los topes en función de las atribuciones, necesidades y responsabilidades de los servidores públicos, quienes tendrán prohibido otorgar regalos u obsequios con cargo al erario. La norma estipula que los recursos generados por estos ahorros deben destinarse al capítulo de inversión pública, como obras y servicios, y por ninguna razón podrán ir al gasto operativo. Según el ordenamiento, todas las entidades públicas tienen 180 días naturales para crear un programa y reglamento de austeridad, elaborar un plan de optimización de estructuras orgánicas, y un tabulador de viáticos. Héctor Rafael Pérez Partida, titular de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), explicó que las reglas para el ahorro y gasto eficiente forman parte de la segunda etapa del programa de Austeridad y Eficiencia en el Gasto que implementó el gobierno jalisciense en marzo de 2013. “Cuando vimos que en el Congreso del estado había una iniciativa, la analizamos, estuvimos trabajando y pensamos que esa es la segunda etapa (…) A partir del acuerdo de austeridad hay una ley que obliga a todos”, apuntó.

Comentarios