Senador priista rompe relaciones con el gobernador de Veracruz

jueves, 8 de enero de 2015
XALAPA, Ver., (proceso.com.mx).- El senador del PRI Héctor Yunes Landa rompió relaciones con el gobernador priista Javier Duarte. Acusó a su correligionario de fracturar al PRI y deteriorar la gobernabilidad en Veracruz: “Se percibe un afán sectario, de pequeñez, que permea en todos los ámbitos de la vida pública. Es indudable que hay inestabilidad, atraso social, recesión. La clase política está confrontada con el gobernador. El PRI (está) dividido por una injerencia anacrónica y lamentable”. Javier Duarte y Héctor Yunes son viejos conocidos. Cuando el primero era Secretario de Finanzas y Planeación (Sefiplan) en el sexenio de Fidel Herrera, Yunes era el coordinador de los diputados priistas en el Congreso Local. En la víspera del proceso electoral de 2010, Yunes Landa fue nombrado líder estatal del PRI y Duarte ungido candidato a gobernador. Yunes jamás perdonó que en la contienda interna para candidato a gobernador Fidel Herrera se inclinara por Duarte por encima del coordinador de diputados locales. A cuatro años de ese conflicto político, Yunes decidió romper relaciones con Duarte; la última situación ríspida fue la aprobación del paquete de Reforma Política-Electoral por parte del Congreso Local, en donde a partir de 2016 –y por única ocasión- Veracruz elegirá a un mandatario de dos años. Ayer, durante la celebración del Centenario de la Ley Agraria en Boca del Río, Yunes Landa y el también senador priista José Yunes Zorrilla aprovecharon la visita del presidente Enrique Peña Nieto a Veracruz para manifestar su descontento con Duarte: “Abandonamos el evento para evidenciar que no existe unidad. Toda pretensión de mostrar lo contrario es un montaje (de Duarte) en el que no vamos a participar. En la entidad no existe unidad al interior del PRI, la unidad que pretende mostrar el gobernador del Estado es supuesta e impuesta, y existe una clara injerencia del Ejecutivo Estatal en la vida interna de los partidos políticos diferentes al nuestro”, arreció Yunes Landa. Para el senador priista –pariente lejano del exdirector nacional del ISSSTE, Miguel Ángel Yunes Linares- en Veracruz los diversos servidores públicos y el sector empresarial perciben muchos problemas en la recta final del gobernador Duarte. “Hay desacuerdos sobre la forma como se conduce la cosa pública. Hay tentaciones autoritarias y vocaciones retardatarias, las cosas no pueden continuar por este camino”. A raíz de la ruptura, Yunes Landa aprovechó cualquier oportunidad para “hacer pública” su ruptura con Duarte, además de salirse del acto de Peña Nieto, se paseó por el centro comercial Plaza Américas para dar entrevistas y criticar la administración estatal. Ayer por la tarde acudió a un café de Ruiz Cortines para reafirmar sus declaraciones, por la noche del miércoles envió un comunicado titulado: “Veracruz en absoluta desorientación” y hoy por la mañana asistió a un restaurante ubicado enfrente al Palacio de Gobierno –donde despacha Duarte- para dar una rueda de prensa con el mismo motivo.

Comentarios