Alcalde que 'robó poquito” buscará contender por la gubernatura de Nayarit

martes, 13 de octubre de 2015 · 11:32
MÉXICO, D.F., 13 de octubre (apro).- El dos veces alcalde de San Blas, Nayarit, Hilario Ramírez Villanueva “Layín”, quien reconoció haber robado “poquito” durante su primer mandato, destapó su nueva aspiración política: ser gobernador del estado en 2017. En un acto público, grabado y difundido a través del canal MéxicoDifunde en YouTube, el polémico alcalde explicó así su interés por contender por la gubernatura de Nayarit en 2017: “Ustedes saben por lo que estamos pasando. Todos los que nos dedicamos a la agricultura, a la pesca y a la ganadería, y a otros trabajos, nadie traemos centavos en la bolsa. “Primeramente Dios, y el pueblo, en 2017 las cosas van a cambiar, pero si ustedes quieren, compañeros”, dijo ante el público que le aplaudía y ovacionaba. Y arengó:“Contra la voluntad de Dios y del pueblo nadie va a poder, compañeros”. Luego, dejó entrever que si busca la gubernatura será de la misma forma como obtuvo su segundo triunfo como alcalde: como candidato independiente. Dijo a sus gobernados: “Recuerden una cosa muy importante: Que los políticos, compañeros, nomás son buenas gentes cada tres años y cada seis años. Recuerden, compañeros, que los políticos nomás son saludadores cada tres años y cada seis años. Y decirles compañeros, que nomás logran lo que ocupan ellos y nos mandan a chingar a veinte mil madres.” Ramírez Villanueva, dijo contar “con el respaldo del eterno divino y del pueblo” para lograr sus aspiración por lo que afirmó: “Vamos con todo, y con todo es todo, compañeros”. “Layín” como apodan al presidente municipal de San Blas saltó a la fama en junio del año pasado cuando reconoció en una entrevista que durante su primera gestión municipal, bajo las siglas del PAN, robó pero “poquito”. En un acto realizado el 7 de junio afirmó que fue “bien poquito” lo que robó porque la presidencia de San Blas “estaba bien pobre”. El exalcalde afirmó que sus adversarios lo acusaban de robarse 120 ó 150 millones de pesos, lo cual refutó, pero destacó que “ojalá hubieran estado los 150 millones, a ver si no me los llevo los cabrones, esos mismos los hubiera hecho de pura obra pública. “A quién no le gusta el dinero, a todo mundo, pero también me gusta mucho trabajar. “Sí le robé, sí le robé, sí robe… poquito porque está bien pobre (el municipio). Le di una rasuradita, nomás una rasuradita”, sostuvo Layín en esa ocasión. En diciembre del mismo año la organización Global Quality Foundation (GQF) lo nombró “Alcalde del año 2014? y dedicó el galardón al presidente Enrique Peña Nieto, al gobernador del estado, Roberto Sandoval Castañeda, a todos los nayaritas, y a su familia. En febrero pasado “Layín” volvió a ser noticia nacional debido al derroche de dinero que hizo para festejar su cumpleaños número 44 que incluyó la presentación por tres horas de la banda El Recodo por 1.2 millones de pesos. El costo total de la fiesta fue de 15 millones de pesos. Además ese día se volvió viral el video del momento en que levanta en dos ocasiones el vestido de una mujer con quien bailaba. Por este caso, la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos de Nayarit (CDDH), solicitó al Congreso del estado iniciar un proceso de sanción administrativa en su contra y la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados convocó al Congreso de Nayarit a considerar la pertinencia de someterlo a juicio político. En marzo, en el marco del Día Internacional de la Mujer obsequió a las mujeres de San Blas 200 planchas, un refrigerador, una estufa y una lavadora. En abril volvió a crispar las redes tras la difusión de un video en YouTube en el que se le ve bailar arriba de una mesa en una cantina en el municipio de Acaponeta y unes después se difundido otro video en que aparece besando a una joven al término de un baile con motivo de la Feria Nacional de Primavera que se efectuó en el municipio de Santiago Ixcuintla, Nayarit. Recientemente, en agosto pasado, apadrinó y pagó la primera boda religiosa de una pareja gay en la entidad, ante la Iglesia de la Comunidad Metropolitana.

Comentarios