Rescatan a 24 menores de albergue en Oaxaca; sufrían maltrato y abuso sexual

martes, 13 de octubre de 2015 · 20:38
OAXACA, Oax. (apro).- La Fiscalía estatal rescató a 24 menores que se encontraban en la casa-hogar “Hijos de la Luna”; además, consignó a cuatro directivos de ese albergue por delitos graves que no alcanzan fianza. Las agresiones que padecieron los menores a manos de los responsables de la casa-hogar van desde violencia intrafamiliar hasta el abuso sexual infantil y violación equiparada agravada, razón por la que los probables responsables alcanzarían penas de 9 a 35 años de cárcel. En el operativo se puso a salvo a 10 niñas y 14 niños, quienes quedaron bajo el resguardo del Sistema DIF Oaxaca, en tanto se realizan valoraciones médica y psicológica, ya que varios de ellos refieren abusos por parte de María del Socorro Ramírez González, Mamá Coco; Aarón Iván Larracilla, José María Larracilla Ramírez y José Pastor Larracilla Carranza, conocido como Papá Pastor. La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) logró la detención de Mamá Coco en cumplimiento a la orden de aprehensión que libró en su contra el juez Séptimo de lo Penal, dentro de la causa penal 220/2011, como probable responsable del delito de lesiones y violencia intrafamiliar, cometido en agravio de dos menores. Las denuncias surgieron en noviembre de 2011, cuando las menores agraviadas se encontraban en la casa-hogar “Los Hijos de la Luna” y la directora las insultaba, propinaba cachetadas y pegaba en cabeza, glúteos y piernas. En una ocasión –de acuerdo con la indagatoria–, cuando Mamá Coco se encontraba muy enojada, exigió a los demás niños que golpearan a las menores con una cuchara de fierro en los glúteos. Tras la orden, cada menor dio tres fuertes golpes a cada niña. No fue todo, después ella misma las golpeó con una madera en diferentes partes del cuerpo, gritándoles que ya la tenían harta. El caso llegó a la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, que solicitó la intervención de la Fiscalía porque sabían de casos no sólo de maltrato, sino de abusos y hasta violaciones de menores, hijos e hijas de trabajadoras sexuales o migrantes. Sin embargo, fue el martes 6 cuando se recibió una llamada anónima donde se denunciaba que en la casa-hogar, ubicada en la calle Lázaro Cárdenas 212, de la colonia Guadalupe Victoria, de esta capital, eran maltratados decenas de menores de edad. La denuncia detalló que los menores no recibían de comer, eran insultados y golpeados, aparte de ser sometidos a diversos castigos, entre ellos baños con agua fría por la noche o amarrarlos de pies y manos para que “no hicieran travesuras”, por lo que sus gritos se llegaron a escuchar hasta la calle. Tras la alerta, el agente del MP adscrito a la Fiscalía de Delitos Cometidos en contra de la Mujer por Razón de Género, en compañía del personal de la Secretaría de Salud y el Sistema DIF, se trasladó al albergue. Durante el cateo, la Fiscalía corroboró las condiciones insalubres en las que se encontraban viviendo los menores en la casa-hogar “Hijos de la Luna”; enseguida, algunos de ellos narraron que fueron objeto de abusos sexuales. Por ello se integraron las averiguaciones previas 1265(V.I.)/2015 y 1271/(V.I.)/2015 acumuladas, y el sábado pasado se ejercitó acción penal contra los directivos de esa asociación civil. Y fue cuando se realizó la declaración preparatoria de los presuntos culpables, quienes asistidos de sus defensores negaron los hechos que se les imputan y solicitaron la ampliación del término constitucional por 72 horas más, el cual fenecerá el próximo sábado 17. A Mamá Coco le fue ejecutada la orden de aprehensión por los delitos de lesiones y violencia intrafamiliar cometidos en agravio de dos menores de edad. Mientras que José María Larracilla Ramírez y Aarón Iván Larracilla Ramírez fueron consignados por el delito de violación equiparada agravada contra un menor, cuya pena va de 22.5 hasta 32.5 años de cárcel. Y Papá Pastor fue consignado por abuso sexual infantil agravado en contra de una menor, por lo que podría alcanzar una pena de 9 y hasta 22.5 años de prisión. María del Socorro Ramírez, Aarón Iván Larracilla y José María Larracilla también son acusados de abuso sexual infantil agravado. Además, José María Larracilla fue consignado por el delito de violación equiparada agravada en ultraje de un menor. Por último, los cuatro detenidos son acusados del delito de violencia intrafamiliar cometido en agravio de 21 menores que vivían en ese albergue. Al momento de la detención de Mamá Coco, refirió la Fiscalía, sus cómplices ofrecieron 50 mil pesos a los agentes para que la dejaran en libertad, por lo que también fueron puestos a disposición de la autoridad por el delito de cohecho.

Comentarios